COMODORO RIVADAVIA – Un taxista retornó ayer, a las 3, a su domicilio ubicado en Código 552 al 1900, del barrio San Cayetano, para pedirle a su pareja que lo acompañara a entregar el turno del vehículo con el cual trabaja todas las noches. En ese tramo, su pareja manejaba el auto particular de la familia, un Chevrolet Corsa blanco, para que puedan regresar ambos a la vivienda a descansar. Sin embargo, repentinamente, una Renault Partner impactó en el costado derecho del vehículo, provocándole serios daños en la parte trasera de la carrocería. Esto generó que tanto el taxista como los tres ocupantes de la Partner comenzaran a discutir sobre la responsabilidad de los daños. Uno de ellos se identificó como “Carlos Álvarez”, miembro de la Policía del Chubut. La discusión se endureció con el pasar de los minutos y terminó, según remiseros y taxistas, con el trabajador del volante agredido por las tres personas que viajaban en la utilitaria. El taxista pidió ayuda a través de su equipo de radio debido a la gravedad de sus heridas mientras sus atacantes escapaban del lugar. Inmediatamente, los mensajes en los teléfonos móviles se fueron multiplicando. Tanto taxistas como remiseros decidieron comenzar a buscar a los supuestos agresores, pero solo lograron identificar a Álvarez en Polonia y O’Donnell, que estaba acompañado por dos móviles policiales. Allí, los trabajadores comenzaron a increpar al policía por la actitud hacia su compañero y según estos, les respondió manifestando que había actuado en propia defensa.