Diputados provinciales recibieron a representantes de técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), quienes se presentaron en la Legislatura para manifestar su preocupación por la reducción presupuestaria que se analiza para la entidad.
Participaron del encuentro los legisladores Florencia Papaiani, Leandro Espinosa, Javier Cunha, Cristina De Luca y Gabriela Dufour, en tanto que en representación de los trabajadores asistieron el secretario Gremial de la Asociación del Personal del INTA, Alejandro Vozzi y el Jefe de Agencia de INTA, Agustin Pazo quienes explicaron los alcances que tendría en el organismo, la reducción presupuestaria que pretende realizar el Gobierno Nacional.
Vozzi indicó que la reducción llegaría a los casi 250 millones de pesos para investigación, extensión y servicios, “nuestro trabajo en el territorio se ve muy afectado porque venimos con un deterioro anual del presupuesto en un 15% acumulado que en el tiempo se hace notar y queremos que intercedan ante los diputados nacionales para que puedan revertir esta situación”.
En este sentido indicó que el presupuesto 2018 que se piensa asignar es significativamente inferior al solicitado “el organismos se encuentra en una situación desfavorable respecto al estado de mantenimiento de sus edificios, parque automotor y equipamiento de laboratorios”.
Sobre los programas en riesgos, explicó que afectará el asesoramiento a los productores, debilitamiento de la red de radares y estaciones metereológicas, sistemas de alerta, monitoreo de plagas y enfermedades. La disminución en el número de colecciones a incorporar y caracterizar en los bancos de germoplasma de especies animales, vegetales y microorganismos.
Los técnicos expresaron además que afectará la flota de vehículos institucionales que constituyen la herramienta de trabajo de investigadores, extensionistas y técnicos.

Reducción de personal

Según los trabajadores de INTA, se prevén alrededor de 526 bajas de personal, “esta disminución en el presupuesto para el pago de salarios está dirigida al personal de planta no permanente y contratos que en términos de cantidad significa la baja de 90 puestos de trabajo en planta no permanente y 236 contratos, además se afecta las becas institucionales y no se permitirá la recuperación de las vacantes que se produzcan por jubilación, renuncia o baja de agentes, estimadas en 200 personas para el próximo año”, dijo Vozzi.
En este contexto, advierten que la disminución más de 500 agentes debilitaría seriamente las actividades en algunas Agencias de Extensión, “se deberá abandonar las líneas de investigación, se resentirán los servicios de laboratorio y no podrán cumplirse con los compromisos institucionales con organizaciones de productores u otros organismos del Estado nacional, provincial o municipal además de los convenios internacionales”, manifestaron ante los legisladores para que tomen conocimiento y realicen las gestiones que estén a su alcance.