Un grupo de operarios del Sistema de Estacionamiento Medido (SEM) de Puerto Madryn se manifestó, durante las primeras horas de la mañana del martes, en las inmediaciones del Palacio Municipal y el Concejo Deliberante, reclamando por la reincorporación de una agente que fue “dada de baja”, quien, actualmente, también se desempeñaba como delegada del plantel de empleados, en el marco de diversos pedidos que vienen realizando, relacionados con la remuneración mensual y las condiciones de trabajo.
También, aseguraron que “no hay forma de que podamos saber cuánto dinero nos corresponde por la venta de obleas, o si el que recibimos como comisión es el que nos pertenece, porque no tenemos acceso al listado con esa información” y contaron que “a Rocío (por la delegada), cuando la recibieron le dijeron que nosotros habíamos hecho una denuncia en su contra, pero ni siquiera le dejaron ver el documento; primero, cuando se presentó en (la Oficina de) Tránsito para trabajar, como todos los días, le dijeron que esperara y, después de un rato, le comunicaron que la habían dado de baja; más tarde la recibieron en el Municipio y le mostraron una hoja con unas veinte firmas de quién sabe quién, le dijeron que nosotros la habíamos denunciado por ‘amenazas’ pero no le permitieron leer la supuesta denuncia, y todo terminó en una discusión”.