Si bien llevamos leyendo sobre prototipos desde hace unos años, el uso de pantallas “OLED” flexibles no ha llegado al mercado, y es Samsung quien planea cambiar esto. En una conferencia de prensa, anterior al lanzamiento del Galaxy Note 8, Koh Dong-jin anunció que están realizando los ajustes necesarios para introducir pantallas flexibles en su próxima generación de telefonía celular. De cualquier manera, aclara que la firma comenzará a venderlos cuando estén completamente listos y que apuntan todos sus esfuerzos a que el 2018 sea el momento.

Fuente: The Korea Herald