La Cámara de Apelaciones de la ciudad de Trelew hizo lugar a un planteo realizado por la Municipalidad de Trelew, puntualmente a uno de los argumentos que motivaban la apelación presentada por el municipio, por lo que se ha revocado el fallo en primera instancia, y se ha rechazado la demanda de amparo que oportunamente impusiera la multisectorial por el tema de los residuos patológicos.
Tras los pronunciamientos correspondientes, se determinó revocar la sentencia apelada a fin de declarar la ausencia de legitimación por falta de debida integración de la litis, sin pronunciamientos sobre la procedencia de la pretensión incoada.

Antecedentes

Días atrás una jueza había determinado dictar una sentencia contra la Municipalidad de Trelew, por considerar ilegítima la contratación de la firma Impessa para hacerse cargo de la recolección de residuos. Enseguida, desde el área de asuntos legales, se realizó la correspondiente apelación entendiendo que dicha sentencia contaba con suficientes argumentos para darle nulidad.
Se había llamado oportunamente a una licitación, sin que se presentaran oferentes, por lo que se determinó la contratación directa, acto completamente legal ante esta situación, y teniendo en cuenta la emergencia que implica no poder contar con el servicio de recolección de residuos patológicos para una ciudad como Trelew.

Respuesta ambiental

“Significa seguramente que debemos seguir trabajando para seguir brindando una respuesta importante en materia ambiental, para que la ciudad de Trelew cuente con un mecanismo de recolección, tratamiento y disposición final a los residuos patológicos, que permita dar una respuesta a la problemática que tiene la ciudad de Trelew”, dijo este lunes Eduardo Maza, secretario de Gobierno de la Municipalidad.
Asimismo el funcionario sostuvo que “tenemos que seguir trabajando y desde la Municipalidad de Trelew las puertas están abiertas para trabajar en conjunto con nuestros médicos, odontólogos, farmacéuticos, con todos los profesionales de la medicina que generan este tipo de residuos, para tener el mayor acercamiento, porque desde ya no está en el ánimo de la Municipalidad, y menos en la gestión de Adrián Maderna, de generar una confrontación con nuestros profesionales de la salud. Aspiramos a seguir con el diálogo, con el entendimiento y ojalá se puedan evitar estos remedios judiciales que a la luz de sentencia de cámara, se podría haber evitado con un mayor diálogo”.
Esta empresa tenía un plazo de 120 días, desde el 1° de junio, por lo que el 1° de octubre debería estar previsto el inicio de la prestación. Pero a sabiendas de las dificultades que tenían respecto del cumplimiento de algunos extremos, que se tenía conocimiento que podían demorarse más, el mismo contrato establece la facultad de poder solicitar una prórroga de otros 180 días. De este modo, a partir del 1° de febrero finalizaría este plazo para que deba comenzar a brindarse el servicio.