El lunes en horas de la mañana, la Municipalidad de Trelew procedió a labrar un acta de infracción contra la Clínica del Valle, al detectarse residuos patológicos desechados en bolsas regulares de consorcio, dispuestos en la vía pública, y a la espera de la recolección habitual domiciliaria por parte de la firma Ashira.
Este tipo de residuos constituyen un riesgo para los vecinos, por encontrarse en la vía pública, para los operarios de Ashira, y para los operarios de la planta, en caso de que lleguen a este lugar, por lo que hay que estar atentos para que esto no vuelva a suceder, en cada uno de los procesos, ya sea recolección, gestión como procesamiento de estos residuos, pero sobre todo para hacer cumplir las normas vigentes.

Procedimiento
El municipio trelewense, a través de la Dirección de Policía Ecológica, realizó una actuación en la Clínica del Valle, por un aviso de los vecinos, ante la detección de residuos patológicos que no deben ser dispuestos de esta manera. Se encontraron en seis bolsas de consorcio, conteniendo jeringas, vendas, gasas y todo tipo de residuos que deben tener una disposición específica. Esta actuación constituye un delito federal.
“Lamentablemente no es la primera vez que sucede y hay que ser estrictos con este tema, porque había bolsas rojas, que son las que se utilizan para esta clase de desechos, dentro de las bolsas de consorcio negras. Por eso, el servicio de recolección de residuos, al ver bolsas negras, presume que son domiciliarios, que son los que recoge la empresa”, dijo Carolina Humphreys, del área de Gestión Ambiental, quien actuó junto a Juan Maldonado, de Policía Ecológica, y Leónidas Canario, de Gestión Urbana.
La funcionaria indicó que “esta es una infracción a la ordenanza municipal, que es la 4232/92, que tipifica estos residuos como patológicos, pero en realidad, al tratarse de un delito federal porque está yendo en contra de la ley 24.051, que es nacional, nosotros debemos derivar las actuaciones y las denuncias al ministerio de ambiente de la nación, que es la autoridad de aplicación a nivel nacional”.
Los vecinos alertaron a las autoridades, cuando notaron el volumen de las bolsas de residuos, “la clínica no puede estar sacando estos residuos de esta manera y en semejante volumen. Seis bosas de consorcio llamaron la atención de los vecinos, que fueron los que llamaron al área”, dijo Humphreys.