El domingo un grupo de ocasionales pescadores hallaron restos óseos humanos en la playa Bahía Cracker por lo que el fiscal general Sergio Ferrín, peritos de Criminalística y autoridades de la Comisaría de Rawson se hicieron presentes en el lugar a fin de visualizar la zona y realizar las acciones necesarias ante la presunción de estar frente a un delito penal. Los restos fueron hallados sobre una elevación, a unos 50 metros de la línea de marea alta.
En principio los pescadores comunicaron el hallazgo ante la policía de Trelew que por razones de jurisdicción impusieron de lo sucedido a la de Rawson. A media mañana de este lunes, en dos móviles, el fiscal general Sergio Ferrín, jefe de la Fiscalía de Rawson, se hizo presente en el lugar, junto al Comisario Cristian Ansaldo, del Área Criminalística, oficiales de la Comisaria de Rawson, y peritos especializados.
Una vez recorrida la zona, los restos fueron dejados en el lugar. Paralelamente se le dio intervención a representantes de los pueblos originarios, tal como lo indica un convenio firmado sobre fines del año pasado entre el procurador Jorge Miquelarena y representantes de las comunidades aborígenes con asiento en la zona. También personal de la Brigada de Investigaciones capitalina intervino en los procedimientos con información de personas de la zona desaparecidas en los últimos años. No se descarta además que sea necesario un nuevo rastrillaje por la zona e incluso se decida contar con el aporte científico de antropólogos del Centro Nacional Patagónico.

Respeto por la identidad

En diciembre del año pasado el procurador Miquelarena firmó un convenio con representantes de varias comunidades indígenas centrado en el respeto a su identidad (art. 34 de la Constitución del Chubut) y en el trato digno de los restos mortales de sus ancestros. El acuerdo implica el compromiso por parte del Ministerio Público Fiscal de poner en conocimiento a la comunidad indígena del lugar siempre que se produzca el hallazgo de restos óseos humanos, a primera vista antiguos, posibilitando la participación en los procedimientos en carácter de veedor.
El acuerdo tiene el objetivo de poner en conocimiento a los representantes de la comunidades aborígenes y a las autoridades provinciales del área respectiva, acerca del hallazgo de restos óseos humanos en los que deben intervenir los peritos forenses del Ministerio Público Fiscal del Chubut. Al respecto se destaca que el funcionario a cargo de la investigación, deberá preservar la integridad de los restos humanos y/o material asociado, además del contexto, “dando inmediato aviso” a los firmantes del convenio en representación de las distintas comunidades aborígenes.

Restos antropológicos

Mediante el acuerdo, las partes se comprometerán además a apoyar en todo momento el trabajo conjunto, mantener permanente diálogo con el Ministerio Público Fiscal, encargado de llevar adelante la investigación de hechos criminales “en el marco del respeto y tratamiento digno del material encontrado”.
Para el acuerdo se tomó como base una resolución de la Legislatura del Chubut de septiembre del año 2014 referida a un protocolo de actuación de rescate de restos antropológicos y arqueológicos. Cabe destacar también que oportunamente, el pasado 18 de octubre pasado, se firmó un convenio similar entre el CENPAT-CONICET y representantes de comunidades de pueblos originarios de la zona.