Un mercado aéreo más federal y menos centralizado en Buenos Aires sería el nuevo panorama del sector, si finalmente la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) autoriza las 203 rutas de cabotaje y 300 internacionales solicitadas ayer en la segunda audiencia pública organizada por el Gobierno. Los planes de rutas presentados por siete empresas de aviación comercial permitirían a ocho provincias contar con nuevas conexiones internacionales. En tanto, dos empresas, Emprendimientos Aeronáuticos (SEA) y Argenjet, solicitaron autorización para operar vuelos no regulares.
Con una inversión total prometida de US$ 6885 millones y la creación de más de 10.000 puestos de trabajo, se llevó a cabo en el Teatro de la Ribera la audiencia con el objetivo de expandir el mercado aerocomercial, mejorar la conectividad, promover el turismo y bajar los costos logísticos. La jornada contó con la presencia de los ministros de Transporte, Guillermo Dietrich, que se quedó hasta el cierre, y de Turismo, Gustavo Santos.
Por su parte, los gremios aeronáuticos, pese al colapso que provocaron en el Aeroparque, celebraron el desarrollo y la expansión del mercado, pero señalaron que el crecimiento debe ir de la mano de mejoras en las infraestructuras aeroportuarias y la garantía de que no se permitirán empleos precarizados.
Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), Oscar Ghezzi, afirmó: “Estamos ante una oportunidad histórica para el turismo porque la mayor conectividad es desarrollo turístico y es beneficio para todas las economías regionales”.

Propuestas

La empresa colombiana Avianca, que en el país se llamará Avian, fue la única en volver a presentarse luego de la primera audiencia, en diciembre de 2016. Con una promesa de inversión de US$ 160 millones, creará 1100 empleos directos, incluidos tripulantes, mecánicos, personal de tierra y administrativos, y 4500 puestos de trabajo indirectos. “Nuestros centros de conexión se instalarán en Córdoba y en Tucumán. Queremos descentralizar las rutas y fomentar la interconectividad regional con fines turísticos y de negocios. Vamos a ofrecer vuelos de Tucumán a Lima, Cuzco y Santa Cruz de la Sierra, y de Córdoba a Bogotá y Lima”, dijo Pablo Isolani, gerente de finanzas de la empresa.
Norwegian fue la única que se definió como low cost. “Nuestra propuesta distingue al resto de las propuestas que hay en el mercado. Nosotros hacemos 40 kilómetros por litro de combustible, mientras que British Airways hace 27 kilómetros. Es sólo un ejemplo de por qué ofrecemos precios accesibles”, comentó Diego Ferrari, representante de la empresa noruega en el país.

Con la mirada en Patagonia

Dos compañías se presentaron para desarrollar las rutas aéreas de la Patagonia. Una es la representante de la empresa de transporte terrestre Vía Bariloche, que cuenta con el 90% del capital accionario de Servicios Aéreos Patagónicos (Sapsa). “Solicitamos la necesidad de contar con la primera y única integradora de dos medios competitivos: el del transporte aéreo y el del transporte terrestre, en el ámbito interno. No vamos a ser una empresa que ofrezca servicios low cost”, dijo Francisco Bunzl, y señaló una inversión de US$ 700 millones.
La otra empresa que operará exclusivamente en la Patagonia es LASA, que prometió una inversión de US$ 73 millones. “Venimos a sustituir tener que ir hasta Aeroparque para movilizarse entre ciudades de la región sur”, afirmó Gustavo Torchia, uno de los apoderados de la compañía.
Por su parte, Diego García Laborde, director ejecutivo de Buenos Aires Airlines, dijo que su firma se enfocará exclusivamente en el turismo y prometió la creación de 1500 puestos de trabajo directos y 2400 indirectos.
Dos empresas se presentaron para desarrollar el mercado de carga aérea. Una es Argenjet, que indicó que van a mejorar los costos operativos por kilómetro transportado. “Vamos a insertar a la Argentina en el ámbito internacional y vamos a ayudar a aumentar las exportaciones provenientes de las economías regionales”, dijo Horacio Quiroga.
Mientras que la empresa Polar Líneas Aéreas aseguró que puede haber un operador integral que pueda transportar pasajeros y carga para llegar a una masa crítica que permita la operación de un avión de gran porte. “La Argentina es un país muy particular: es un territorio con largas distancias y los puntos de exportación están muy lejos”, dijo Daniel Barbosa, representante de la empresa.
Finalmente, la empresa de vuelos ejecutivos Royal Class se expandirá al servicio de vuelos regulares, con una inversión de US$ 8 millones.

Low Cost: seis firmas interesadas en Chubut

El Ministerio de Transporte de la Nación informó que se presentaron siete empresas para explotar 503 rutas aerocomerciales de cabotaje e internacionales.
En la audiencia pública participaron, empresas transportistas, operadores aeroportuarios y agentes de turismo. En la ocasión el gobierno ratificó el plan de modernización de la infraestructura en 19 aeropuertos del país, la incorporación de nueva tecnología de navegación aérea, nuevo equipamiento para la operación logística y otras obras para mejorar la aviación civil, con 22.000 millones de pesos hasta 2019 para todo el sector aéreo.
En Chubut, seis empresas solicitaron rutas aéreas: Avian Líneas Aéreas, Buenos Aires Internacional, Grupo LASA, Norwegian, Polar Líneas Aéreas, Servicios Aéreos Patagónicos SA.
Para Trelew hay interés por 7 rutas, en tanto para Puerto Madryn 2 al igual que para Esquel. Para Comodoro Rivadavia se solicitaron 14 rutas aéreas.