En el Día del Maestro que concentró ayer la mirada en ese sector fundamental de la formación de las personas, nada mejor que analizar cuál es el contexto y los desafíos que aparecen en el horizonte inmediato de los educadores. El Plan Nacional Decenal plantea 108 objetivos para todo el sistema educativo argentino y se lanzó a partir de los magros resultados que arrojaron las pruebas Aprender sobre el estatus de la calidad educativa en la Argentina, la reacción -con anuncio público incluido- del presidente Mauricio Macri y la cartera de educación que lidera el ministro Esteban Bullrich no se hizo esperar. Todo lo contrario, sorprendió por la contundencia y elaboración de la propuesta.
Así, el jefe de Estado anunció en marzo de este año un proyecto de ley federal que será conocido como Plan Maestr@ o Plan Nacional Decenal de Educación, algo que el mismo primer mandatario encaró como una “verdadera gesta nacional”.

De qué se trata

El Plan Nacional Decenal -ambicioso- plantea 108 objetivos para todo el sistema educativo argentino y pretende llevarse a cabo en los próximos 10 años: desde el 2016 (fecha de estreno de las Pruebas Aprender) – hasta el 2026.
“Se trata de una idea que trasciende a este gobierno. Los sistemas de evaluación de la calidad educativa como las Pruebas Aprender son herramientas muy válidas, con un trabajo permanente entre todas las provincias del país. Ahora con los resultados en la mano llegó el momento de tomar medidas”, remarcó el ministro Bullrich en conferencia de prensa.
Los datos que el propio presidente dio a conocer sobre los resultados de Aprender 2016 fueron desesperanzadores y funcionaron como un latiguillo filoso que exhibió el endeble momento de la calidad y trayectoria educativa de los alumnos argentinos. “La mitad de los chicos que hoy comienza la escuela pública no la termina”, aseguró Macri. Según los resultados de Aprender, de dos compañeros de banco que ingresan juntos a la primaria, uno de ellos abandonará la escuela. Y eso es grave”. Y de los que sí lo logran, 7 de cada 10 no tienen conocimientos básicos de matemática. Además, la mitad de los alumnos que asiste a la escuela pública no comprende textos, mientras que entre los alumnos de las privadas la cifra baja al 20%.
La brecha entre educación pública y privada es grande en la Argentina.
“Hay una terrible inequidad. Los que no pueden ir a la escuela privada, eligen la escuela pública. Pero nazcan donde nazcan, los chicos deben tener las mismas oportunidades”, afirmó Macri.

Las bases del Plan

Las bases del “Plan Maestr@” que pretende mejorar el sistema educativo en todo el país define 18 áreas prioritarias de acción, agrupadas en seis dimensiones estratégicas. Asimismo, establece la inversión financiera necesaria para cumplir con las metas y un sistema de evaluación y monitoreo de la ejecución del Plan, que permita un control público como así también los ajustes necesarios que indique la implementación del Plan.
Una característica importante de este plan es que, según sus propios ideólogos, es ambicioso pero factible, tanto desde el punto de vista financiero como político. Además, fija objetivos a lograr en el marco de las leyes vigentes y deja a los gobiernos, tanto nacional, provincial y jurisdiccional, la autoridad y la responsabilidad de definir los contenidos específicos.
Los objetivos a cumplir en el plazo de diez años son varios, e incluyen desde los niños en ciclo inicial a los 3 años hasta adultos que no recibieron la educación necesaria.

Dieciséis objetivos

El Plan Decenal propone alcanzar una tasa de escolarización del 75% en el 2021 (iStock)
1- Acelerar que los chicos tengan educación inicial desde sala de 3. El Plan Decenal propone alcanzar una tasa de escolarización del 75% en el 2021 y 100% en el año 2026 para la sala de 3 años. Sólo cumplir esta meta implica incorporar aproximadamente 200.000 niños al sistema educativo.
Según este Plan Decenal, las estadísticas disponibles indican que sólo el 57,7% de los niños de 3 años tienen acceso al sistema educativo, mientras que ese porcentaje sube al 87,7% para los niños de 4 años y al 97,1% para los de 5 años de edad. Estos porcentajes, sin embargo, ocultan importantes desigualdades entre las distintas jurisdicciones del país, entre zonas rurales y urbanas y por nivel socio-económico de los hogares, y esas inequidades se profundizan a medida que disminuye la edad. También, alcanzar una tasa de escolarización del 75% en el 2021 y 100% en el año 2026 para la sala de 4 años.
2- Cumplir para el año 2019 con la obligatoriedad de la sala de 5 para todos los niños con el 100% de cobertura.
3- Mejorar los niveles de egreso. La tasa de egreso se ubica en el 45,4% y el fracaso se concentra mayormente en los estudiantes de familias más desfavorecidas. El acceso al ciclo superior del nivel muestra que estas diferencias se profundizan: mientras que 4 de cada 10 jóvenes de bajos recursos que asisten a este ciclo del nivel lo hacen con retraso. Menos de 1 de cada 10 proveniente de sectores de alto capital educativo presenta esta problemática.
4- Lograr en 2026 que el 100% de los jóvenes argentinos en edad escolar (12 a 17 años) asista a la secundaria. Es considerada una de las metas principales del Plan Nacional Decenal de Educación. Para alcanzar este objetivo es necesario introducir mejoras sustantivas en la trayectoria de los alumnos. Según las estimaciones realizadas se debe lograr en 2026 que el 80% de los que ingresan a la educación secundaria la termine, y que el 50% lo haga en el tiempo teórico.
5- Que se reduzca un 50% la repitencia.
6- Adultos también a la escuela. El Plan Nacional Decenal también se propone como meta lograr que en diez años, dos millones de jóvenes y adultos entre 19 y 45 años terminen el nivel secundario.
7 -Más tiempo en la escuela. El plan para los próximos diez años se define a favor de promover masivamente la jornada extendida, garantizando que los alumnos de las escuelas estatales tengan como mínimo 2 horas más de clase por día, sin considerar el tiempo destinado al almuerzo. Se quiere lograr que, en el 2026, el 100% de los alumnos del nivel primario y el 100% de los alumnos del nivel secundario de gestión estatal asista a establecimientos de jornada extendida o completa.
8- Ciclos de 200 días de clase. Se busca incrementar la cantidad de días de clase, y lograr en el 2021 completar ciclos lectivos de 200 días, acercándonos así a los estándares de otros países de la región, y garantizar, en el año 2026, que el 100% de los docentes del nivel secundario de gestión estatal dispongan de horas institucionales, tutorías o similares, para realizar trabajo pedagógico orientado a mejorar los procesos de enseñanza.
9 – Terminar con el analfabetismo. En la Argentina, 641.828 personas son analfabetas absolutas según el último Censo de Población. Este problema se concentra en las comunidades indígenas, en el ámbito rural y en las zonas urbanas de extrema marginalidad. Al respecto, el plan establece “erradicar definitivamente el analfabetismo de nuestro país en personas menores a los 65 años en el 2021”.
10- Reformulación de la carrera docente. El Plan Decenal hace hincapié en la importancia del docente. Su desempeño profesional constituye un factor clave para la mejora de la calidad educativa. La experiencia internacional muestra que la calidad de la educación de un país se define por la calidad de sus maestros y profesores. Por eso, el plan destaca la necesidad de una mejor y más completa formación docente y capacitación constante.
11- Discusión plena por el salario docente. Mejorar las condiciones salariales de los docentes del sistema educativo es uno de los objetivos más destacados. Sobre este tema el ministro Bullrich aseguró a Infobae: “Los distintos niveles de gobierno con incumbencia en la política salarial deberán asegurar la estabilidad del poder adquisitivo de los salarios, mientras que las pautas de incremento salarial para el conjunto de los docentes deberán surgir de los acuerdos paritarios en cada jurisdicción”.
12 – Asegurar la infraestructura escolar. Es central satisfacer las necesidades de acceso y permanencia en la educación obligatoria. Los objetivos de expansión de la educación inicial, jornada extendida en la educación primaria y expansión de la secundaria exigen un programa muy importante de construcciones escolares. El Plan Nacional Decenal propone construir 10.300 aulas para lograr los objetivos de incremento de la matrícula de enseñanza media para el año 2016. Además construir 3.300 salas para lograr los objetivos de matrícula de educación inicial y crear en el ámbito del gobierno nacional un programa de infraestructura escolar que tenga por finalidad realizar las obras que requiera la implementación de las diferentes metas del Plan Decenal. Como instrumento de financiamiento se sugiere la creación de un Fondo de Infraestructura Escolar.
13 – Aprobación por parte del Congreso del Instituto de la Calidad Educativa.
14- Universalizar el acceso a internet
15- Incorporar el bilingüismo como meta para una enseñanza del siglo XXI
16- Formación de liderazgo para directivos

Qué dicen los expertos

Para Silvina Gvirtz, secretaria de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas del Partido de La Matanza, “las metas del Plan Decenal son muy loables, el tema es cómo lo van a implementar. No se sabe quién va a estar gobernando en los próximos diez años. Hay que generar un consenso. Hay cuestiones de infraestructura que hay que pensar y analizar muy bien antes de formular un plan”.
Gustavo Iaies, especialista y director del Centro de Estudios en Políticas Públicas (CEPP), sostuvo que “plantearse un programa de 108 metas suena a una exageración. Empecemos por pocas y posibles”. Y agregó respecto al mensaje de Mauricio Macri: “El problema del Presidente es que se muestra impresionado por los resultados. Hay que decirle que se calme y arme una estrategia de abordaje”.
Iaies destacó también que “las escuelas privadas dan mucho mejor que las estatales, esto habla de la situación que trabajamos y las dificultades del Estado de garantizar una mejor educación. Por último, el especialista de la fuerza liderada por Sergio Massa consideró que “el Jardín parece un elemento determinante. Los chicos que pasaron por ese ámbito están mucho mejor en cuanto a resultados. Así como los pibes que repiten, los que tienen más edad que la teórica, tienen muchas dificultades hacia adelante. Hay que pensar con cuidado qué camino seguir”.
Según Susana Decibe, ex ministra de Educación, “hay que cambiar la carrera docente, las instituciones que forman a maestros y profesores, tiene que haber otra escala salarial y un acuerdo general. Tiene que haber voluntad política”.
Decibe aseguró también que “la escuela debe ser un lugar donde los chicos y jóvenes encuentran nuevos conocimientos. Con respecto a la carga horaria, a los jóvenes que vienen de sectores más vulnerables se les debe enseñar otros bienes culturales que quizás están fuera del aula. La escuela tiene que ser un lugar de aprendizaje con otras lógicas, con enseñanza de idiomas, actividades artísticas y deportivas. Tener un chico encerrado en la escuela es dramático”.
Gustavo Zorzoli, rector del Colegio Nacional Buenos Aires explicó: “En cuanto a las metas que plantea el Plan Decenal, nadie puede estar en desacuerdo. El problema es cómo se va a lograr todo. Se impone una reforma en el formato del nivel secundario. No puede ser que el 95% sea obligatorio para todos. Entendemos y apoyamos la diversidad, pero no les preguntamos a los jóvenes qué les interesa en particular”.
Por último, Juan María Segura, experto en educación e innovación, afirmó que “La escuela no es un depósito. Si la idea es extender la jornada para enseñar arte o programación, genial, pero se necesita mejorar la infraestructura. Debe tratarse de un abordaje integral para preparar un ciudadano del siglo XXI, porque si no es gastar por gastar”, agregó.
(ME,Infobae, NA)