Desde la Policía relataron el procedimiento realizado tras el hallazgo del cadáver de una mujer dentro de un departamento de Sarmiento al 200, en pleno centro de Puerto Madryn, quien luego sería identificada como Belén Scalarandi, de 34 años.
La autopsia realizada durante la tarde del lunes por el Cuerpo Médico Forense arrojó que el deceso de la mujer ocurrió producto de una “hemorragia digestiva”.
Se trata de una médica que habría concluido su residencia en el área de Salud Mental del Hospital Subzonal “Dr. Andrés Ísola” en junio de este año; oriunda de Santa Fe, se había mudado hacía pocos días al departamento donde fue hallada sin vida, y aparentemente, hacía poco más de tres días que no respondía los llamados, lo cual motivó a la propietaria del inmueble a alertar a la Policía, luego de que constatara que la puerta de ingreso a la vivienda se encontraba cerrada, y la llave colocada desde adentro.

La dueña del departamento dio la alerta

Al respecto, el jefe de la Unidad Regional, comisario mayor Ricardo Cerda, contó que “el lunes, tomamos conocimiento del hecho, pasadas las 12:15 horas, aproximadamente, en la Seccional Primera, como consecuencia de un llamado generado hacia el 101 por la propietaria del lugar donde apareció este cuerpo sin vida” y agregó que esta “había entregado la llave del departamento el día jueves de la semana pasada, y durante el fin de semana, no había visto a la persona que le entregó la llave (por la inquilina), por lo que esto le llamó la atención; miró por la puerta, observó que la misma estaba trabada y que la llave estaba colocada por la parte interior, lo cual motivó el llamado”.
Al concurrir el personal policial, “detectó, efectivamente, en el interior de la habitación, el cuerpo sin vida de una persona de sexo femenino, lo cual motivó la investigación del Ministerio Público Fiscal, el Cuerpo Médico Forense, la Policía Científica, e igualmente la División Investigaciones”.

Sin aparente “intervención de terceros”

Sobre el lugar donde fue hallado el cuerpo, Cerda explicó que “se trabajó en una escena donde, en principio, para los investigadores, se presentaba de manera un poco atípica, ya que todo el lugar estaba bastante ordenado, además de ser un ambiente donde no había mobiliario” y describió “la presencia de manchas hemáticas, únicamente en la habitación donde estaba el cuerpo, que yacía boca abajo; todo esto nos daba una pauta clara de que hubiera intervención de terceros en el hecho”.
Consultado sobre el protocolo de “muerte violenta” a través del cual se habría trabajado en primera instancia, teniendo en cuenta la sangre hallada en la escena y las primeras informaciones, que apuntaron a que podría haber habido signos de violencia en el lugar, el Comisario Mayor explicó que “todo lugar que tenga la presencia de una persona sin vida, genera las alarmas de trabajar como un hecho criminal, sin importar si después ocurre que se trató de una muerte causada por la propia víctima, pero se trabaja bajo estos parámetros”.

La autopsia indicó una “hemorragia digestiva”

De este modo, “ello generó que hubiera cierto hermetismo en torno a todo esto, por cómo se presentaba la escena; el cuerpo tenía mucha sangre y la ropa adherida al cuerpo, también, lo cual no permitía, en el primer examen, detectar si había lesiones en el mismo, por lo cual se trabajó minuciosamente en el lugar, por el plazo de aproximadamente cuatro horas y media”, indicó el jefe policial, agregando que “luego, el Ministerio Público Fiscal autorizó el traslado del cuerpo a la Morgue, lugar donde en horas de la tarde trabajó el Cuerpo Médico Forense, y se pudo establecer que la muerte se había producido como consecuencia de una hemorragia digestiva alta, así que eso fue lo que podemos especificar en torno a este episodio”.
En relación a si la defunción podría haberse producido por el consumo de alguna sustancia en particular, Cerda aclaró que “lo que tenemos es que el causal de muerte fue una hemorragia digestiva; obviamente, el certificado de defunción dice que esto puede deberse a una patología psiquiátrica, pero, de ahí en más, los detalles médicos deben aportarlos los profesionales”.