Uno de los interventores de la seccional Puerto Madryn del SOMU, Héctor Monroy, que es marinero de la ex Alpesca, e integrante del grupo que custodia los bienes de la empresa, cuestionó severamente a la diputada provincial del FPV por su accionar cuando era ministro de la gestión del ex gobernador Martín Buzzi en lo relacionado a la firma pesquera y consideró que “es indignante que una ex funcionaria provincial, condenada por administración fraudulenta en perjuicio de los bienes de la firma, solicite un pedido de informes a la actual gestión de gobierno”.
Monroy es además integrante de la intervención del SOMU y recordó la actuación que le cupo a la ex funcionaria buzzista “cuando estaba a cargo de la dirección del Comité de Administración de la empresa”.
Cuestionó que el pedido de informes de Dufour surge porque “quedó sumida en una especie de amnesia” y agregó que “de lo contrario no se entiende semejante atropello hacia una gestión que se esmera cotidianamente en reflotar la caótica situación social en que nos dejaron a todos y cada uno de los ex trabajadores”.
El ex marinero de Alpesca contrastó la actuación que le cupo al Estado, a cargo de los bienes de la empresa, en las tormentas que ocurrieron durante esta gestión y la del ex gobernador Buzzi.

La tormenta perfecta

En ese orden, indicó que “días antes de la tormenta ocurrida el 7 de abril de 2015 se informó a los ex funcionarios (incluyendo a Dufour) que los bienes de Alpesca corrían riesgo, ya que habían pruebas suficientes que daban cuenta que una tormenta fuerte iba a azotar la zona”.
Recordó que para enfrentar dicha situación “solicitamos combustible y cabos para amarrar los buques, que eran la única fuente activa de la empresa, los medios a partir de los cuales podríamos volver a trabajar”.
“Sin embargo, no obtuvimos ninguna respuesta, aún cuando tenían fondos suficientes y holgados para desarrollar acciones preventivas. Así, los barcos de Alpesca fueron los únicos siniestrados”, sostuvo.
Monroy recordó que las pérdidas implicaron “una pérdida de 5 millones de dólares y de las posibles fuentes de trabajo, ocasionando una verdadera crisis en el sector” y comparó la actuación del gobierno en la actual gestión.

Compras sospechosas

“Hoy nos encontramos con una gestión transparente que destina todos los fondos existentes a preservar los activos de la empresa. Por ejemplo, éste año 2017, se registraron dos fuertes temporales de viento y lluvia. En ambas oportunidades, se compraron cabos de calidad (220 metros por 56 mm) para reforzar la sujeción de los buques al muelle Almirante Storni de Puerto Madryn”, detalló y agregó que “además se destinaron fondos que permitieron que los buques de Alpesca sean los únicos que no sufrieran consecuencias”.
Recordó el ex marinero, encargado de custodiar los bienes de la firma, que en octubre del año 2014 “cuando la responsabilidad y dirección del Comité de Administración estaba a cargo de Dufour” se efectuaron variadas compras supuestamente destinadas a Alpesca.
“Con los fondos de la empresa se compraron $82.768,50 en artículos de almacén y carnicería, que en teoría estaban destinados a nosotros, pero que nunca recibimos. Tiempo después se pudo constatar que se trató de un fraude ya que no medió carnicería alguna, sino que la compra se realizó en un domicilio particular de la ciudad de Trelew”, aseguró Monroy.

Pide que renuncie a la banca

Enumeró además que “se adquirieron 62.500 pesos en gasoil en Trelew lo que implicó gastos y costos de acarreo ya que el Promarsa II estaba en Puerto Madryn, y también se compraron $137.071,02 en materiales “necesarios” para reparar los buques de la empresa a otra empresa de Trelew”.
“Sin embargo esos materiales tampoco llegaron a destino”, afirmó Monroy, quien añadió que “también se adquirieron supuestamente seis cabos de amarre por un monto de $ 69.867,36 pesos, que no eran de la calidad esperada ya que eran de 40 milímetros”.
“En suma, en menos de tres meses, Dufour gastó más de 350 mil pesos de nuestra empresa en cosas que nada tenían que ver con el bienestar de nuestras flotas pesqueras. Esto es sólo una pequeña (pero suficiente) muestra de la administración fraudulenta que se llevó adelante en la gestión de la diputada en detrimento de la empresa Alpesca”, insistió.
Monroy concluyó que “no nos queda más que decir que Dufour es una cara rota que carece de calidad humana y moral para solicitar un pedido de informes, nos da vergüenza su accionar y debería hacerle un favor a toda la población y renunciar”.