TRELEW – El episodio tuvo lugar el martes, al anochecer, en la zona alta de Trelew y el detenido resultó ser un jovencito de entre 16 y 17 años al que la policía tras aprehenderlo le incautó un revolver calibre 32, del que se descartó y con el que presuntamente había encañonado a una empleada de una panadería cercana a la Terminal de Ómnibus, antes de salir escapando del lugar al momento en que apareció un compañero de trabajo de la mujer. El frustrado asaltante fue perseguido durante varias cuadras por un patrullero que llegó a alcanzarlo e interceptarlo en las inmediaciones del Gimnasio Municipal 2, en el barrio Unión, al noreste de Trelew y a dos cuadras de la plaza Centenario. Ahí terminó siendo detenido en un procedimiento en el que también le incautaron el revólver calibre 32 que había usado en el malogrado atraco, del que se estableció en el lugar que no tenía balas: que estaba descargado. Apuntándole con esa arma a una empleada de la panadería ´Santa Paula´ intentó robarse la recaudación del lugar, pero justo cuando estaba cometiendo el atraco salió desde la parte trasera del negocio otro empleado de la firma y eso lo hizo irse del local “con las manos vacías”, afirmó la Policía.