La demanda de María Eugenia Vidal en la Corte Suprema para “recuperar” el Fondo del Conurbano y sus 53 mil millones de pesos no es la única causa multimillonaria que está en el máximo tribunal y pone en el ring una pelea por fondos. Hay al menos cuarenta expedientes bajo estudio de los magistrados en los que estados provinciales reclaman o denuncian acuerdos, leyes y pactos referidos al reparto de recursos nacionales. El asunto no es meramente estadístico: los gobernadores manejan, como variable, que en caso de una solución drástica de la Corte sobre la demanda bonaerense podrían hacer una avalancha de reclamos.
Hay un antecedente cercano. Entre 2015 y 2016, la mayoría de las provincias hicieron presentaciones ante la Corte contra la retención del 15 por ciento para ANSeS y contra la de 1,9 por ciento para el financiamiento de la AFIP.
Ocurrió entre el fallo del tribunal sobre el fin del gobierno de Cristina de Kirchner que le dio la razón a Córdoba, Santa Fe y San Luis y la negociación que en 2016 inició y coronó Rogelio Frigerio para reponer, progresivamente, aquel “descuento” a las provincias.

Reclamo de un retroactivo

Pero ese mecanismos se activó en 2006 y estuvo vigente hasta 2015. Según un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), en esa década, las provincias “cedieron” unos 200 mil millones de pesos a valores históricos.
La cuenta, con agregados que hicieron los fiscales de Estado, es la siguiente: entre 2006 y 2014 la retracción del 15 por ciento sumó 168.256 millones a lo que agregan 56.170 millones de 2015 más unos 991 millones (ATN) del2015 y 30.268 millones de la AFIP.
Eso da 255.682 millones de pesos. Para actualizarlo, la ASAP usa como referencia la variable del PIB y estima que la demanda pendiente del 15 por ciento llega a 918 mil millones. Casi un billón.
En julio, la Corte notificó a las provincias para saber si continuarían o no con la demanda por ANSeS luego del acuerdo firmado con Frigerio. La mayoría entiende que está en discusión el retroactivo.
El dato no es ocioso porque Vidal, con un planteo económico y jurídico que armaron Hernán Lacunza y Gustavo Ferrari, no sólo pidió a la Corte que quite el tope del Fondo del Conurbano sino que reclama un retroactivo de los últimos cinco años que, medido según PIB, sumaría unos 280 mil millones de pesos.

Planteo bonaerense

La pelea es multimillonaria. Y el pedido bonaerense por el Fondo del Conurbano, histórico y siempre demorado, es la puerta que puede desatar un vendaval.
Hace dos semanas se reunieron los fiscales de Estado de veinte provincias para definir una posición unívoca frente a la Corte por el expediente que empujó Vidal. Ahí surgió, como tesis, la idea de demandas en bloque, individuales pero simultáneas, contra otras descuentos que aplica la Nación.
El expediente emblemático es el 20 por cientodel Impuesto a las Ganancias que se deriva a la ANSeS antes del reparto de la coparticipación. En 2017, proyectados, son unos 106 mil millones pero en los últimos cinco años sumó, según los cálculos provinciales, más de 350 mil millones.
Mauricio Macri, como contó Clarín, considera justo el reclamo de Vidal y apuesta a que la Corte le dé la razón. Rogelio Frigerio también respalda y avisó que, una vez que haya fallo, convocará a los gobernadores para discutir un esquema de reparto y compensaciones.

Esperando el fallo

Hay, en Casa Rosada, una posición osada: “La única manera de que los gobernadores acepten discutir una reforma de la coparticipación es con un fallo que desordene todo”, confía un funcionario.
En la Corte avisan que no podría haber un fallo antes pero, dicen en las provincias, sí hay margen para una cautelar cuando se discuta el presupuesto de 2018. “La Corte tiene un departamento para evaluar el impacto de sus sentencias. Y suponemos que esto lo van a evaluar bien”, desliza un funcionario provincial.
En Casa Rosada insisten que sería un error si las provincias entienden la disputa por los fondos como una cruzada a todo o nada. Y mencionan, como reconocen los gobernadores, que este gobierno abrió la negociación para resolver el 15 por ciento de ANSeS.
Volvemos al principio. Ese renglón de los fondos se resolvió hacia adelante, con un esquema que llega hasta el año 2020, pero queda lo que la Nación retuvo desde el 2006 al 2015. Y eso está, todavía, en discusión en la Corte y será, seguramente, motivo de controversias. (Análisis Digital)