Uno de los participantes en la reunión donde resultó apuñalado Brian Quiroga, quedó en prisión preventiva, en principio, hasta el 21 de agosto, luego de varias audiencias donde se determinó llevar adelante una rueda de reconocimiento, tras lo cual, el Ministerio Público Fiscal expuso sobre la probable autoría y los riesgos procesales de fuga y entorpecimiento.
Hugo Francisco Torres se presentó espontáneamente el día 26 de julio en la Fiscalía, sabiendo que se lo estaba buscando en relación al suceso, y al manifestar acerca de su participación, el fiscal general Arnaldo Maza requirió que se lo pusiera a disposición del Juez de Garantías y se designara un defensor, realizándose una audiencia de control el día 27 del mismo mes.
El hecho tiene que ver con lo ocurrido el 23 de julio cuando antes de la medianoche, Brian Quiroga fue invitado junto con un amigo a tomar algo por Torres, en el domicilio de este último.
Allí, se habría generado alguna discusión, que culminó cerca de las 4 de la madrugada, con una puñalada debajo de la axila izquierda de Quiroga, utilizándose un cuchillo con una hoja de 14 centímetros, provocando lesiones en varios órganos que derivó en su muerte.

Habría discutido con la víctima

El doctor Maza relató acerca de los elementos considerados para tener a Torres como presunto autor, contándose con la declaración de uno de los presentes durante lo sucedido y el llamado telefónico de una hermana del imputado, donde da indicios que un hermano había apuñalado a otra persona en su casa. La Jueza Ivana González tuvo en cuenta estos indicios y de acuerdo a la calificación provisoria de homicidio simple, determinó la prisión preventiva por el término de un mes.
Sin embargo, el defensor Juan Salgado no se conformó con esta resolución y pidió una revisión de lo decidido por la doctora González, efectuándose una nueva audiencia donde los magistrados Fabio Monti y Laura Servent confirmaron la prisión pero solo por una semana, disponiéndose además se realice una rueda de reconocimiento
Esta diligencia pudo realizarse el jueves 3 de agosto, luego de la cuál se llevó adelante una nueva audiencia, donde el fiscal general Arnaldo Maza, en compañía con el funcionario de fiscalía Aldo Nizetich, manifestó que durante esa rueda Torres fue reconocido como la persona presente en aquella ocasión, siendo indicado además como el que tuvo una discusión con la víctima en el interior de su propia vivienda, culminando el entredicho con la acción que se le endilga. Agregó, además, que en el lugar se hallaron manchas hemáticas esparcidas en diferentes sitios y recalcó que en las entrevistas realizadas existen elementos coincidentes, a la vez que se presentó documentación confirmando el parentesco que une a quien efectuó el llamado telefónico.

No recordaba nada por “estar ebrio”

Esto fue valorado por la Jueza Ivana González, quien aseveró que se reafirmaban los argumentos fiscales, a la vez que la propia declaración del imputado no era un aporte que lo pudiera beneficiar. Torres dijo durante la audiencia que el no lo mató y que se presentó en la Fiscalía porque lo buscaban, agregando que no recordaba nada porque estaba borracho, aunque cree que no lo mató porque de eso se acuerda.
Por todo lo expuesto, la Jueza resolvió la prisión preventiva por el término de un mes, al reparar en los riesgos de fuga y entorpecimiento, debiéndose llevar adelante diversas medidas, entre ellas tomar nuevas declaraciones. De todas formas, una vez mas el defensor Salgado solicitó una nueva revisión a esta decisión, la que llevaron adelante los Jueces Fabio Monti y César Zaratiegui, y tras evaluar las presentaciones de la fiscalía y la defensa, que entiende que no se encuentra firme la probable autoría y reclama la libertad de su cliente, determinaron que Hugo Francisco Torres permanezca en prisión preventiva hasta el 21 de este mes, día en que deberá revisarse su situación, haciendo lugar por el momento a la postulación del Ministerio Público Fiscal en cuanto a la sospecha sobre la autoría del homicidio por parte del imputado.

Evalúan la construcción del Complejo Educativo Policial

El jefe de Policía del Chubut, comisario general Luis Avilés, encabezó una importante convocatoria para evaluar líneas de acción concretas dirigidas a la construcción del Complejo Educativo Policial que constituye uno de los objetivos prioritarios de la Policía del Chubut a lo largo de varias generaciones. El encuentro se realizó en la Sala de Situación de la Jefatura de Policía el viernes 4 de agosto.
El terreno establecido para el futuro Complejo Educativo Policial se encuentra ubicado en inmediaciones del zoológico de Rawson. En un sector contiguo, la Policía del Chubut cuenta con un Salón de Usos Múltiples y la División de Transportes.
Concretamente, la superficie del proyecto educativo abarca un total de 10 hectáreas donde se apunta a incluir a las Escuelas de Formación de Agentes, Oficiales, Personal Superior junto al Área de Institutos Policiales y el Polígono de Tiro.
Avilés explicó que ya se realizó la delimitación del terreno y que mantuvo reuniones con la intendenta municipal Rossana Artero, los integrantes de la Cooperativa Eléctrica y de Obras Públicas para avanzar con la forestación, el parquizado y los servicios básicos de luz y gas.
El jefe de Policía destacó que “este proyecto va a ser una realidad concreta si cultivamos la organización y la unidad entre nosotros. Esa es la base para cumplir los objetivos que nos propongamos. Los convoqué para informarles sobre el estado actual de la obra y generar instancias de intercambios, aportes y sugerencias para dar pasos concretos en la construcción de uno de los objetivos que más aspiramos desde nuestra institución. Nuestro personal va a brindar el mejor servicio a la comunidad cuando cuente con la formación de excelencia que nuestros efectivos se merecen”.