Desde el Ministerio de Salud del Chubut informaron que, días atrás, se realizó la primera cirugía bariátrica en el Hospital Zonal “Dr. Adolfo Margara” de Trelew, a una paciente femenina de 28 años, que padecía obesidad mórbida severa y tenía un peso inicial de 125 kilos.
La intervención se llevó adelante con recursos propios y el esfuerzo del personal de salud local, lo que requirió una preparación de 8 meses de trabajo.
El director del nosocomio, Jorge Vecchio, subrayó “la importancia de la cirugía realizada, teniendo en cuenta el impacto favorable que significa en la Salud Pública”, y valoró especialmente que “la intervención se pudo realizar en el hospital gracias al compromiso humano y profesional del equipo de salud”.
El tratamiento para la cirugía bariátrica cuenta con varias etapas, donde un equipo multidisciplinario estudia y diagnostica al paciente en los aspectos clínicos, nutricionales y de salud mental.
Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Argentina ocupa el tercer lugar regional en venta de productos ultraprocesados, además de que, por año, se estima que cada persona compra un total de 185 kilos de alimentos “poco saludables”, arrojando una cifra alarmante que indica que el 58 por ciento de los habitantes tiene sobrepeso.

Obesidad y tratamiento

En el caso del Hospital de Trelew, el equipo se encuentra conformado actualmente por el médico cirujano bariátrico Matías Alarcón; la médica clínica y también licenciada en Nutrición, Valeria Alesanco; y el equipo de Salud Mental. Además, cuenta con la colaboración de los Servicios de Cardiología, Neumonología y Gastroenterología de la institución.
La obesidad es una enfermedad crónica, metabólica e inflamatoria, caracterizada por un exceso de grasa corporal, cuya distribución condiciona el riesgo de desarrollo de enfermedades asociadas que generan deterioro en la calidad y expectativa de vida.
De esta definición se desprende la necesidad de considerarla como una enfermedad compleja, que requiere un abordaje multidisciplinario, dejando de lado su tratamiento por consideraciones meramente estéticas.
Teniendo en cuenta la baja efectividad de los tratamientos no quirúrgicos a largo plazo, la cirugía bariátrica se presenta como un tratamiento apropiado para pacientes cuyo índice de masa corporal sea igual o superior a 40, y previamente no hayan respondido favorablemente a los tratamientos convencionales brindando una alta tasa de descenso de peso y resolución de comorbilidades.

El sobrepeso, un riesgo para la salud

Tanto el sobrepeso como la obesidad implican serias consecuencias para la salud, principalmente cuando dicho exceso de peso no es tratado médica y nutricionalmente.
Una de ellas son las enfermedades cardiovasculares; dentro de las que se incluyen otros trastornos y afecciones relacionados, como accidentes cerebrovasculares, enfermedades coronarias y la enfermedad vascular periférica. Tales son, de hecho, las principales enfermedades responsables de una de cada tres muertes tanto en hombres como en mujeres, y su incidencia continúa aumentando de forma alarmante.
La obesidad también puede causar diabetes de tipo 2, que habitual y normalmente se desarrolla en la edad adulta, y que directamente está asociada al sobrepeso. También, es conocida como la “diabetes mellitus no insulinodependiente”, y se encuentra especialmente ligada al sobrepeso y a la obesidad.
También, puede tener lugar la hipertensión arterial, debido al exceso de peso y la falta de tratamiento; esta se caracteriza por la elevación de los niveles de presión arterial o la presión que el corazón ejerce sobre las arterias, sobre todo de forma sostenida o continua; es una enfermedad crónica y, generalmente, “silenciosa”, que no suele mostrar síntomas hasta que existe un alto riesgo de sufrir problemas cardíacos como anginas, infarto o insuficiencia cardíaca, cerebrales como infarto o hemorragia cerebral, e insuficiencia renal.