Un grupo de padres de alumnos con capacidades diferentes concurrió, la semana pasada, a las inmediaciones del Palacio Municipal, con el objetivo de plantear la necesidad de que se resuelva la situación del transporte que lleva y trae, a diario, a los estudiantes de la Escuela 720 de dedicación especial.
Según explicaron, el encargado de prestar el servicio no cobró el dinero correspondiente a la prestación durante lo que va del año, hecho que lo obligó a tener que parar dado que “ya no tiene ni nafta para cargarle al micro”, según consignaron.
Al respecto, Evelina, mamá de Fernando, que concurre a la institución, se refirió a las protestas llevadas a cabo meses atrás, enmarcadas en la falta de espacio edilicio para la escuela de dedicación especial, y contó que, actualmente, el problema es la falta del servicio de transporte, que obliga a muchos de los alumnos a ausentarse de clases: “Esta vez, nos juntamos, nuevamente, para hablar del transporte; las escuelas especiales tienen uno asignado, todos los años, para llevar y traer a los niños”, recordó.
Sobre este punto, indicó que “el transporte asignado a la Escuela 520 está, actualmente, de paro; pero no está de paro por un reclamo salarial, sino porque no le han pagado en todo el año; el transportista nos ha pedido disculpas por haber tenido que parar el servicio, ya que no tiene combustible”.

“No es un capricho”

En la misma línea, aclaró que “no se trata de un capricho o de que quieren cobrar diez pesos más o menos, sino que no se pueden movilizar; no es la primera vez que esto sucede, ya que pararon también antes de las vacaciones (de invierno de este año)” y explicó que su hijo, Fernando, “hace seis años que está en la escuela; desconozco el caso de los otros padres y cuánto hace que sus chicos asisten, pero todos los años pasa lo mismo, dos o tres veces el transporte tiene que parar porque no le pagan”.
En este sentido, planteó que “no sé si es porque las licitaciones se hacen tarde, y no voy a criticar si se hacen o no en el tiempo que se deben hacer, porque no conozco el tema, pero si se hacen en tiempo y forma, no son estos los tiempos y las formas, ya que las licitaciones se deberían hacer para que el transporte empiece a trabajar en marzo y, a fines de ese mes o principios de abril, que cobren por el servicio; sin embargo, este año no han cobrado ni un solo mes”.

“Los niños son los principales afectados”

Otro de los padres allí presentes contó que participaron de una reunión con el Secretario de Gobierno municipal, Dardo Petroli, y adelantó que este lunes al mediodía habrá un nuevo encuentro.
Además, indicó que “lo que pasa es que esto es un beneficio, más que nada, para los niños; todos los años es una ‘novela’ que se repite, arranca el mes de marzo y ya no tienen transporte; mi hija tiene varios años en la escuela, son niños especiales y los principales damnificados” y detalló que los alumnos “tienen que tener el transporte, a muchos no se los puede trasladar de manera particular desde barrios alejados como, por ejemplo, el Presidente Perón, Pujol, etcétera; por eso nos reunimos para apoyar a este trabajador (por el chofer), quien tiene un corazón muy grande para con los chicos y seguramente una familia que mantener”.
También, manifestó que “no es un capricho, incluso él ha venido a nuestra casa y ha dicho que ‘lamentablemente, mañana no puedo’ (prestar el servicio), porque no tiene ni nafta para ponerle al vehículo”.

70 chicos sin clases

Los chicos afectados “no están yendo a la escuela y algunos que sí pueden ir, porque les queda a pocas cuadras o tienen otros medios y pueden hacerlo, pero no somos todos iguales y hay muchas personas que no pueden”, señaló el padre de Priscila, añadiendo que “son alrededor de 70 chicos los damnificados, y este muchacho (por el chofer) hace un gran esfuerzo, pero no alcanza”.
El pago por el servicio de transporte, según lo explicado por el hombre, “depende del Gobierno de la Provincia, y nosotros estamos en Madryn; somos ciudadanos, esto pasa todos los años y debería haber sido resuelto tiempo atrás, y hoy en día los chicos llevan ya demasiado tiempo sufriendo”, al tiempo que concluyó que “de los 15 años que el muchacho presta el servicio, en los últimos ocho hubo problemas, y esto ya colapsó”.