Más de 3.300 compañías operan día a día en el índice NASDAQ, y otras 2.800 acciones están disponibles en el NYSE. Si a eso le sumamos las que se unen al IPO cada año, obtenemos un universo de más de 5.000 acciones solamente en las Bolsas de Estados Unidos, el mercado de valores más importante del mundo.
Pero además de estos índices, existe otro rincón del mercado de valores que merece ser explorado.
Se trata de un segmento subestimado por los grandes inversionistas de Wall Street, pero con un potencial enorme.
En inglés se conocen como “Pink Sheets”, por el color en que son publicadas cada mes, pero su nombre más común es el de Penny Stocks.
Estas acciones se negocian en el índice OTC, Over the Counter, y agrupan a las compañías más especulativas y volátiles del mundo.
Las Operaciones OTC son aquellas que se realizan a medida de las partes. Es decir, se negocian las condiciones bilateralmente entre un banco de inversiones y el inversor.
Estas operaciones son extra bursátiles. O sea, fuera de los rangos de los mercados organizados, como los índices financieros.
La mayoría de las Penny Stocks del OTC son empresas en estados muy primitivos de crecimiento, algo así como el embrión de los futuros gigantes del mercado. Por lo mismo, su historial financiero es muy limitado, e incluso, la mayoría no emite ningún tipo de balance financiero público o auditoria.
Esa falta de regulación y transparencia ahuyenta a la mayoría de los inversores, quienes optan por alejarse de este “Lado oscuro” del mercado. Así lo explica el observatorio del mercado OTC, OTCIQ.com:
“Se trata de un mercado sin estándares mínimos, lleno de compañías que no revelan su información financiera, y organizaciones derechamente delincuenciales, que operan en las sombras y al filo de la legalidad” – OTCIQ.COM
Pero a pesar de que esto suene bastante inseguro y aterrador, ignorar este mercado es un grave error.
Afirman los entendidos que si bien en este mercado existen compañías de dudosa procedencia, la gran mayoría son negocios prometedores, que cumplen los mismos requisitos de una acción del NASDAQ.
El problema es que son empresas demasiado pequeñas en cuanto a capitalización de mercado, para entrar a los índices importantes, y terminan desterradas en el OTC. Las Penny stocks son capaces de entregar ganancias del 100%, 200% y hasta 500% en un solo día, algo impensado para las acciones del S&P 500.
Con una ventaja adicional: al tratarse de compañías muy pequeñas, el precio de sus acciones es ínfimo. Eso quiere decir que gracias a las Penny Stocks, se puede obtener retornos muy por sobre la media…por sólo centavos. “El mercado OTC no es para temer…sino para aprovechar”, afirman los expertos como Louis Basenese.