De acuerdo a la agenda fijada por el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, hoy comenzaría el juicio oral y público del caso que escandalizó a Chubut y gran parte del país, al descubrirse “fortuitamente” un cargamento de más de 110 kilos de cocaína, bautizado como “Operación Langostino Santo”, presuntamente por involucrar a uno de sus protagonistas bendecido por el poder político local durante buen tiempo: Omar “Cura” Segundo.
Las audiencias se llevarán a cabo en el casino de suboficiales de la Unidad 6 del Servicio Penitenciario Federal en Rawson, y según la agenda hoy y mañana se leerán las actas de requisitoria de juicio; mientras que desde el 9 al 11 de este mes se procederá a tomar las declaraciones testimoniales.

El estigma de “Narcolandia”

La causa que comienza hoy cerraría un hecho que estigmatizó a la ciudad de Puerto Madryn a nivel nacional como “Narcolandia”, por la evidente impunidad que se evidenciaba en el accionar de sectores apuntados con el delito de narcotráfico. El 10 de junio de 2013, en horas de la mañana, personal de la empresa Poseidón detectó, dentro de una de las cámaras de frío donde se empaquetaban langostinos y de manera “fortuita”, cajas que contenían una sustancia blanca, las cuales estaban recubiertas con cinta de embalar, grasa y goma; la sustancia resultaría, tras las pericias de rigor, positiva en cocaína, y de máxima pureza. La investigación determinó que el cargamento provenía de la ciudad de Mar del Plata y a título de la firma “Mar Pesca Azul Argentina SRL” y fue luego depositada en Poseidón, donde se produjo el llamativo hallazgo que, recién cuatro años después, tendrá un proceso judicial extenso y complejo.

Apenas un detenido

El TOF podría pronunciarse y dictar sentencia unos diez días después del 25 de octubre, cuando corran los plazos legales fijados por el Código Penal, aunque podrían trascender unos 40 días para que se defina la situación de los sujetos procesados en la causa, que son Omar “Cura” Segundo, Nicolás Seoane, Salvador Alejandro Pennisi, Juan Eduardo Burgos, Alfredo Aranda Barberá, oriundo de España, y otras personas señaladas en la causa, a quienes podrían endilgarles cierto tipo de vinculación y, consecuentemente, responsabilidad en el delito a juzgar. Cabe señalar que no será juzgado el otro español, Salvador Parra Gómez, en ausencia, ya que el estado español denegó la extradición para enfrentar el juicio por narcotráfico, ya que en el estado peninsular afronta también procesos judiciales por el mismo tema.

Cómo sigue la agenda judicial

A partir del 11 de agosto habrá un cuarto intermedio hasta el día 14 en que se volverá con las testimoniales hasta el día 18, según estimen desde el TOF. En este lapso de tiempo mencionado podrán declarar los acusados y también lo harán los testigos del caso, que son por ahora 76, de acuerdo a lo que confirmaron las partes al tribunal.
Estas declaraciones podrían hacer torcer el rumbo del juicio o reafirmarlo, por lo que el juicio tendrá un nuevo cuarto intermedio hasta el día 28, hasta el 1 de septiembre según estiman, en que se tomarán las declaraciones de testigos por video conferencia, tanto de los que se encuentran en Buenos Aires como en Mar del Plata, restando aun confirmar el mismo método de toma de declaración de algunos testigos que se encuentran en Madrid (España), esto podría ocurrir en los días 13 o 14 de septiembre.

Inspección ocular

Cabe señalar que también se puso fecha y hora a la inspección ocular que se realizará en la planta que hoy funciona con nuevos dueños bajo la razón social de IanFish, pero que en ese día de junio de 2013, el 10 precisamente, funcionaba como Poseidón SRL, y su titular era el principal acusado, Omar Segundo, alias “Cura”. La inspección ocular será el 16 de agosto a partir de las 11 de la mañana.

La droga, bien guardada

Según indicaron desde el Tribunal Oral Federal, los 110 kilos de cocaína secuestrados hace más de cuatro años en las cámaras de frío de la pesquera Poseidón, no fueron destruidos, sino que están en resguardo en la caja fuerte del tesoro regional de Comodoro Rivadavia, e incluso se informó que no serán trasladados los 110 kilos a la sede del juicio como prueba, sino que se llevará solo una parte representativa, por varias razones, una de seguridad y la otra es que no se considera tan trascendental que este todo el cargamento que iba a ser exportado a España este a la vista de quienes enfrenten el juicio, a los testigos, e propio tribunal y al público que concurra al Casino de Oficiales del Servicio Penitenciario que funciona en las instalaciones de la Unidad 6 de Rawson, donde se llevarán a cabo las audiencias del juicio oral y público.

El juicio del año

De esta manera entonces, las audiencias comenzarán en Rawson, en el Casino de Oficiales de la Unidad 6, y no se descarta que haya algunas audiencias en Puerto Madryn, lo que aún no está definido. Se definió el lugar por la seguridad del transporte del único detenido que hay en la causa, Alfredo Aranda Barberá, quien está en prisión en la mencionada unidad carcelaria.
En principio es seguro que habrá una inspección ocular del lugar, que en la última semana fue relevado, por lo que se aportó a la causa un plano y una serie de fotografías, a la vez que se supo que recién hace pocas semanas fue destruido el langostino (varias toneladas) que estaban incautadas desde el 10 de junio de 2013, día en que se produjo el hallazgo.
De acuerdo a lo que se supo, esta semana estaría terminado el cronograma de la audiencia, en un juicio que estiman desde el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, tendrá una duración de al menos tres semanas, por la cantidad de testigos que tiene la causa.

Otras causas y otras yerbas

Cabe señalar que según se informó en su momento por parte de la justicia federal, hay causas paralelas a la del hallazgo de la cocaína, y que están relacionadas al movimiento económico de los procesados, que se investiga en conjunto entre la Procunar y el organismo que investiga el lavado de dinero (Procelac), siguiendo la ruta del dinero.
Cabe señalar que en medio de estos años, Segundo se hizo de Alpesca y allí nombró como gerente a Seoane, lo que es un indicio importante para los investigadores para determinar en lazo entre los encausados.