No es Vaca Muerta sino “Ballena Viva”. Así se conoce en los pasillos del gobierno a la estrategia para el sector fluvial y marítimo que engloba a gremios, armadores y estado aportando esfuerzo para el sector.
Las riendas las lleva el propio presidente Mauricio Macri quien está al tanto de todo y al segundo, sus ejecutores son los ministros Guillermo Dietrich, Jorge Triaca, Juan José Aranguren, y Nicolas Dujovne, y en el día a día de la negociación actúan Lucas Aparicio a cargo de las relaciones laborales del Ministerio de Transporte y el Subsecretario de Puertos y Vías Navegables Jorge Metz y equipo.
Las otras dos patas de la estructura tripartita se forman con los armadores nucleados en la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA) y los gremios que se desempeñan en el sector.
Los logros conseguidos no son pocos. Se acordó la paritaria con un 21% de aumento en dos tramos de 11% para el primer semestre marzo septiembre y 10% para el segundo de septiembre a marzo 2018 con consulta de revisión final. Pero con el convenio salarial cerrado, las navieras de FENA sellaron la renovación por un año de sus contratos de transporte con la estatal Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA). En este caso, el presidente Macri dirigió personalmente la negociación y consiguió entre un 10% y un 12% de descuento de la tarifa en dólares con relación a los valores del año pasado.
El acuerdo fue cerrado con intervención del ministro Aranguren y los directivos de CAMMESA con cada uno de los armadores individualmente teniendo en cuenta las necesidades de la empresa estatal y el tipo de buques necesarios para prestar el servicio. Se calcula que el estado nacional ahorrará u$s 10 millones durante el próximo año por la rebaja tarifaria conseguida.

Dos leyes

El otro gran emprendimiento tripartito es el de la sanción de las leyes de Marina Mercante e Industria Naval. Los proyectos, obtuvieron media sanción en el Senado pero una vez en Diputados se consensuaron algunas modificaciones.
Para la ley de Industria Naval está todo acordado, avanzar con el proyecto de Marina Mercante. Uno de ellos es el impacto de ganancias en los francos compensatorios. El ministro Dujovne, a cargo de administrar el tesoro, Dietrich, Triaca, Jefatura de Gabinete, y los gremios, ya estarían en sintonía del anteproyecto acordado.

La etapa legislativa

Con esta última barrera levantada, entrará a la cancha Nicolás Massot, presidente de la Cámara de Diputados, para sesionar en conjunto las comisiones de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios; Industria; Legislación General; y Presupuesto y Hacienda, que son las que tienen injerencia en estas leyes. Una vez que los proyectos bajen al hemiciclo y sean aprobados por Diputados, se remitirán de inmediato al Senado. Un circuito de dialogo ya establecido entre las dos cámaras puso al tanto al Senado de las modificaciones impuestas y ello adelanta un pronto tratamiento y sanción definitiva.
Durante la anterior gestión, era conocido el cortocircuito existente entre el entonces subsecretario de Puertos y Vías Navegables Horacio Tettmanti y el ministro de Interior y Transporte Florencia Randazzo. A tal punto llegó el bloqueo de todas sus iniciativas por parte de Randazzo que Tettmanti logró finalmente que su subsecretaría pase a la órbita de un ministerio de Economía que poco tenía que ver con la actividad. Con el nuevo gobierno, el sector intenta superar cortocicuitos políticos y avanzar en cosas concretas. (Transport & Cargo)