En Trelew, la jueza Ivana González declaró penalmente responsable a Rodrigo Damián Ramón, alias “Yoryi”, en un hecho de abuso de armas en concurso real con su coautoría en un hecho de tenencia compartida de armas de guerra de uso civil condicional. Y a Leandro Ezequiel Ramón, alias “Juanito”, en un hecho de tenencia compartida de armas de guerra de uso civil condicional.
La magistrada dispuso que una vez conocido el veredicto se lleve adelante la cesura de pena, donde la fiscal general Silvia Pereira expuso la pretensión punitiva de la parte acusadora, consistente en cinco años de prisión para Rodrigo Ramón y tres años y seis meses para Leandro Ramón, ambos defendidos por Abdón Manyauik.
Se determinó que la pena será dada a conocer en el término de cinco días.

Hechos

La fiscal había solicitado se resuelva la culpabilidad de los Ramones, al alegar que durante el debate quedó acreditada la participación de los encartados en los dos hechos que involucra la causa, el primero de ellos ocurrido el 5 de marzo de este año entre las 4 y 6,30 aproximadamente cuando los encartados concurrieron a un domicilio ubicado en Velero Mimosa al 1400 de Trelew, con armas de fuego y abordando un vehículo Bora color bordó, con dos personas mas, efectuando un disparo contra la ventana del inmueble, donde se encontraba una pareja, poniendo de esta forma en riesgo la integridad física. Sumado a ello y encontrándose estacionado en el patio de la misma casa el auto propiedad de la víctima, un Renault 19, dispararon en seis oportunidades contra el mismo. En el domicilio consignado se halló un impacto atribuible al paso de un proyectil de arma de fuego en la zona superior izquierda, cerca del vértice superior izquierdo de la ventana del living.
El segundo hecho da cuenta que el 6 de marzo de 2017, siendo cerca de las 8,20, en domicilio sito en Ceferino Namuncurá esquina Ramón y Cajal, habitado por Rodrigo y Leandro Ramón, durante un allanamiento se hallaron un arma de fuego calibre 9 milímetros cargada con trece municiones y ubicada debajo del colchón del dormitorio; un arma de fuego 380 marca Bersa, modelo tander 380, siendo este calibre coincidente con el utilizado en los disparos del hecho anterior, con un cargador del mismo calibre con seis cartuchos a bala en su interior; un fusil carabina a repetición 308 PLG Winchester.
En un cajón del placard de otro dormitorio, específicamente en la mesa de luz del aludido sector, se halló un equipo HT BAOFENG color negro, dos equipos de comunicación color azul Motorola, un chaleco de dirección de tránsito municipal oportunamente denunciado, un bolsín con cartuchos a bala calibre 762, y debajo de un sillón del living se halló un equipo HT con frecuencia policial, desde donde se podían escuchar todos los movimientos que realizan los funcionarios policiales de las distintas dependencias correspondientes a la jurisdicción Trelew con su debido cargador y se encontró también el automóvil Bora utilizado en oportunidad del ataque a la vivienda.

Certezas

La magistrada indicó en su resolutorio que es posible afirmar con grado de certeza que el ataque armado sufrido por las víctimas en la residencia de Velero Mimosa, fue perpetrado por Rodrigo Damián Ramón, en compañía de cuando menos otras tres personas no identificadas y mediante la utilización de la pistola Bersa 380 hallada en la cajonera de la habitación que el nombrado ocupa en la casa de sus padres y sobre la campera que también el nombrado gastaba en la madrugada de los hechos que se reseñan, arribando a dicho lugar a bordo del VW Bora color rojo y a cargo de su conducción. Se descarta, de tal modo, la posibilidad de cualquier clase de participación de su hermano Leandro Ezequiel Ramón, puesto que se encontraba sentado en la guardia del hospital, de acuerdo a los testimonios escuchados.
En lo que respecta a la imputación en carácter de coautores de tenencia compartida de armas de guerra, en cambio, la Jueza entiende con grado de certeza que lleva la razón la presentación efectuada por el Ministerio Público Fiscal