Este jueves en la ciudad de Comodoro Rivadavia, se llevó adelante la audiencia preliminar contra César Alejandro “Chatrán” Hernández por “estafas simples, en concurso real, dos hechos” en el año 2016. La jueza penal Daniel Arcuri presidió el acto y resolvió rechazar las nulidades y el pedido de sobreseimiento, elevando la causa a juicio oral y público.

La acusación

La fiscal general Camila Banfi, en representación del Ministerio Público Fiscal, ratificó formalmente la acusación, ofreció pruebas y solicitó se eleve la causa a juicio en base al delito de “estafas simples, en concurso real, dos hechos” cometidas por Hernández en marzo de 2016.
“La investigación preparatoria”, sostuvo la fiscal, “ha permitido acreditar que Cesar Alejandro Hernández capto vía facebook el día 14 de marzo de 2016 y posteriormente a través de comunicaciones telefónicas el mismo día a la víctima, invocando ser propietario de la empresa Petro Energy que presta servicios para la empresa petrolera Pan American Energy en Comodoro Rivadavia, de esta forma y simulando ser empresario adujo necesitar alquilar vehículos tipo camioneta”.
Banfi agregó “ello fue útil para captar bajo engaño la voluntad de la víctima con quien suscribió en la ciudad de Pico Truncado, ante una Escribana, un contrato de alquiler, por el término de un año en el cual el perjudicado entrego su rodado marca Ford modelo Ranger color negra, a Hernández, quien lo recibió como locatario y acordó pagar una determinada suma de dinero”.
La fiscal continuó con los argumentos y detalló: “De igual forma y con la promesa de que generaría alquileres en la empresa simulada Hernández en ese mismo acto, indujo a la segunda víctima, para que firmara un contrato de locación similar por un segundo vehículo. Así las cosas Cesar Hernández utilizó como medio, los contratos y con ello logró inducir a error a los propietarios y desapoderarlos de los rodados, sacándolos de su esfera de custodia para apropiarse de manera ilícita de los mismos en claro detrimento patrimonial de los damnificados para luego proceder a su venta”.
Y finalmente sentenció: “para ello Hernández convocó para la venta ilegal de las camionetas a Juan Carlos Cuellar Gamboa quien al momento de las ventas conocía la procedencia ilícita de los mismos. Seguidamente mientras Cesar Hernández y Cuellar Gamboa circulaban por Rada Tilly en uno de estos rodados, se les secuestró por carecer de documentación. Entregándose el vehículo posteriormente a su titular registral”.

La defensa

Por su parte, la defensora pública Lilian Borquez se opuso a la elevación a juicio y planteó la “nulidad de la acusación fiscal por no presentar los hechos en forma clara, precisa y circunstanciada. El relato resulta confuso y no encuadra dentro de ningún tipo de delito penal, tal como ha sido redactado”.
La presente causa de estafas se escinde de otro legajo, que ya tiene su respectiva acusación presentada, donde se investigan delitos como facilitación de la prostitución y encubrimiento, que tiene como coimputados a Alejandro Pulley, Guillermina Ferreira Almada, Juan Carlos Cuellar Gamboa y también a los integrantes de la Secretaría de Seguridad Municipal: Antonio Zúñiga, Andrés Juvenal Velázquez y Víctor Barrientos. La presente causa de estafas ya se cerró respecto de Cuellar Gamboa y del oficial Pedro Benítez.