Una inusual manifestación tuvo lugar en las inmediaciones del Palacio Municipal, el miércoles por la mañana, cuando más de un centenar de estudiantes de la Escuela Provincial 7707 se manifestaron enérgicamente, en reclamo por obras que, según indicaron, fueron canceladas y habían sido pautadas para resolver problemas de infraestructura del establecimiento.
La convocatoria tuvo lugar alrededor de las 10:30 horas, frente a la Plaza San Martín, momento en el que los alumnos llegaron marchando desde el establecimiento, con pancartas, banderas y bombos, bajo consignas tales como “alumnos en lucha” y “no pretendo cambiar el mundo, pero en el pedacito que me tocó vivir, quiero hacer la diferencia”.
En el marco del reclamo del alumnado, descripto por el presidente del Centro de Estudiantes de dicha institución, también pudo verse una importante presencia política en materia de concejales, como por ejemplo de Unidos y Organizados, además de que, uno de los docentes que participó de la movilización y, según estudiantes, tuvo parte en la organización de la misma, se encontraba tomando fotos y no accedió a dar notas a la prensa; se trata de un militante de la agrupación Unidos y Organizados para la Victoria de Puerto Madryn.

“Teníamos la fantasía de la escuela nueva”

Consultado al respecto, el presidente del Centro de Estudiantes, de nombre Carlos, contó que “básicamente, el reclamo que hace tiempo venimos haciendo es el de la ‘escuela nueva’, ya que el año pasado, supuestamente, esto (por las obras) se había aprobado y ahora lo han retirado; nosotros, nos quedamos con la fantasía de que íbamos a tener la escuela nueva, a propósito de las condiciones actuales, y ahora nos vienen con esta nota diciéndonos que se canceló y la verdad es que nos molestó bastante”.
Sobre esta línea, “hablamos con los profesores y les preguntamos si ellos podían hacer algo, y con un amigo más que en esta ocasión no pudo venir porque está de viaje, decidimos formar el Centro de Estudiantes”, agregó.
En este contexto, el estudiante del establecimiento educativo provincial se refirió a la visita del entonces Ministro de Educación, Fernando Menchi, a las instalaciones, el año pasado, y contó que “se habían acercado y se habían llevado las encuestas”, al tiempo que recordó: “A principios de marzo habíamos mandado una nota pidiendo que nos arreglen el techo del SUM, porque había quedado medio despedazado y comenzó a abrirse por todos lados por el tema del viento”.

“Envían cartas y las rechazan”

Sumado a ello, remarcó que “cada vez que llueve, nos da mucho miedo porque perdemos días de clase, hasta tres días podemos perder de la clase de educación física, y hay algunas aulas de primer, cuarto y quinto año a las que, cuando llueve, se inundan y los alumnos no pueden tener clases”.
En relación a las autoridades de la escuela y su postura frente al reclamo de los alumnos, el titular del Centro de Estudiantes manifestó que “los directivos ya no pueden hacer más de lo que hacen, que es mandar cartas, y cada vez que envían una, no nos dan bolilla, la rechazan o la ven a ‘a medias’ y no hacen más que eso”, añadiendo que “el viernes pasado hicimos un corte en la escuela y nos juntamos con bombos y carteles para hacer el reclamo, pero nadie nos dio el apunte”.
El proyecto para la remodelación de parte de las instalaciones de la escuela “por el momento, está cancelado”, advirtió el estudiante, concluyendo que “queremos que el Municipio repare al menos un poco la escuela, porque esto no es algo que pasó hace un año, sino que viene pasando hace mucho tiempo, y queremos a esta escuela, de lo contrario, ninguno de nosotros estaría acá”.