Como cada primer viernes de agosto desde 2007, un promedio de 50 países y dos centenas de ciudades festejarán esta noche el Día de la Cerveza. Entre ellos, Argentina está entre los más entusiastas de la lista. Según Cerveceros Argentinos, la asociación que nuclea a las principales cervecerías y malterías del país, los argentinos consumen en promedio 41 litros al año de esta popular bebida social. Así, su consumo genera una venta de 1.650 millones de litros anualmente, una cifra que convierte al mercado local en uno de los que más potencial de crecimiento tiene.

En Argentina, su producción se inició hace más de 120 años, y hoy da trabajo a 7.900 personas que trabajan en 9 cervecerías y 6 malterías en forma directa. También emplea a más de 114 mil trabajadores a través de todo el sistema que ellas implican; desde su logística hasta quienes se encargan de distribuir la mercadería, venderla desde una oficina o proveer de materia prima a través de la producción de cebada en el campo. En base a lo que dijo Cerveceros Argentinos en un comunicado a raíz de este 4 de agosto, el 80 por ciento del trabajo que genera el consumo de cerveza se distribuye en el interior del país, mientras que el 20 por ciento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además, el 90 por ciento de los insumos e ingredientes son producidos y procesados con manos argentinas.

“Comparado con otros países de la región donde el consumo per cápita es de 60 litros, Argentina tiene mucho potencial, y el objetivo es seguir generando nuevas ocasiones de consumo responsable para disfrutar de esta bebida, realizada con ingredientes naturales y de bajo contenido alcohólico” comentó Alejandro Berlingeri, Director Ejecutivo de Cerveceros Argentinos.

Para producir la bebida a nivel local, los ingredientes naturales necesarios se cosechan todos en suelo argentino. Así, según la asociación de cervecerías y malterías, la cebada se siembra principalmente en la provincia de Buenos Aires, y el lúpulo en Río Negro. Al año, se producen 4,5 millones de toneladas de cebada, 840 mil toneladas de malta y 300 toneladas de lúpulo. Además, como dato destacable, la Argentina es uno de los pocos países que producen su propio lúpulo en el mundo.