Más de 20 familias del complejo Inducon plantearon al secretario de Desarrollo Social y Acción Comunitaria, Héctor Castillo, que no pueden pagar el alquiler porque “ningún propietario de los departamentos se acercó para cancelar la mensualidad”. Incluso, desde hace un tiempo considerable no se formalizan contratos de alquiler. Es un grupo de personas que habitan en dos de los cuatro módulos del inmueble; uno fue intervenido por el municipio.
Las familias expresaron que perdieron contacto con los propietarios del edificio, por lo que no pueden cancelar la cuota mensual del alquiler. Castillo se reunió con los afectados a comienzos de esta semana y “nos pidieron que mediemos para regularizar la situación de cada uno de ellos”.

Pago de alquileres

“Hay gente que tiene sellado de Rentas de provincia. Detectamos -luego de un análisis pormenorizado de los casos-, muchas desprolijidades con los pagos de alquiler”, señaló el funcionario a FM Ciudad 87.9 “No son usurpadores, ellos no saben a quién pagar el alquiler, ningún propietario se acercó para cobrar y es mucha es la incertidumbre de las familias porque no saben cuál será su destino”, dijo.
El funcionario reveló que tampoco se formalizaron contratos de alquiler. “La situación de ellos, al no tener a quien pagar el alquiler, es irregular, pero no son usurpadores”, añadió. Próximamente habrá un encuentro con el secretario de Planificación, Obras y Servicios Públicos, Marcelo Montserrat; y el director de Tierras Fiscales, Rodrigo Vargas; para avanzar con trámites administrativos que posibiliten un marco legal a la cuestión.

Servicios

“Vamos a intervenir porque al Estado le sirve resolver estos casos”, agregó Castillo, al precisar que el escenario impide a las familias “hacer denuncias para que, por ejemplo, la Cooperativa Eléctrica mantenga el funcionamiento de las cloacas, cuyo sistema está desbordado”.
“Son familias que viven en los departamentos hace más de 20 años”, expresó Castillo.
La Municipalidad comenzó hace algunas semanas el tapiado de aberturas para evitar nuevas usurpaciones en una de las alas del complejo. Y las 12 familias que allí vivían serán reubicadas.