TRELEW – La víctima, de entre 30 y 40 años, fue identificada por la policía como Eduardo Aníbal Aguirre. Se dirigía en dirección a Puerto Madryn en un Renault Sandero con el que se metió debajo de la parte trasera de un Scania, cargado con 24 mil kilos de tela. Ariel López, el chofer del camión, contó desde el lugar del accidente que escuchó una explosión y creyó que había reventado un neumático de atrás. “Pensé que era una goma y era un coche que estaba metido debajo prendiéndose fuego. Me bajé con el matafuego y lo apagué porque si no se quemaba el hombre”, manifestó en diálogo con medios radiales, agregando que no pudo hablar con el herido “porque justo cuando estaba apagando el fuego paró otro coche en el que venía un médico que lo atendió y habló con él”. Dijo desconocer por qué el vehículo se metió debajo del acoplado. “No sé qué pudo haberle pasado, si se durmió o venía borracho”, aseguró. El chofer del Scania que trabaja para la firma “Transporte San Martín”, hacía el trayecto entre Río Grande, Buenos Aires y La Rioja y aseguró que era el primer accidente en su vida en sus 10 años de camionero. Los bomberos debieron cortar el techo del auto y sacar tres puertas para liberar al conductor y poder ser trasladado al hospital público de Trelew, en donde sigue internado con pronóstico reservado, según informó la Policía.