La canción Imagine, publicada en 1971, se considera una de las obras maestras de John Lennon. La revista Rolling Stone calificó el tema como el “mejor regalo musical para todo el mundo”.

No hay duda de que parte de la inspiración de este éxito vino de su esposa, Yoko Ono. De hecho, Lennon se basó en algunas escrituras que la propia Ono había creado en su libro de poesía, Grapefruit, en 1964.

En una entrevista en televisión, Lennon admitió que la canción debería “ser acreditada como la canción de Lennon y Ono ya que una gran parte –la letra y el concepto- provino de Yoko”.

Tras cuatro décadas del lanzamiento de la canción, a sus 84 años, es posible que Ono reciba el crédito de la canción, cuya composición Lennon afirmó que también debía ser de ella.

Según Variety, el director ejecutivo de la Asociación Nacional de Editores de Música de Estados Unidos anunció que el proceso está en marcha para añadir a Ono como coautora de esta canción.

El directivo, David Israelite, compartió esta información durante la reunión anual de la organización en Nueva York, donde Imagine recibió el premio “Canción del Siglo”.

Ono y su hijo, Sean Lennon, recogieron el galardón en el escenario y afirmaron que era el mejor momento de sus vidas. Ono, que actualmente está luchando contra una enfermedad viral, tuvo que ser arrastrada en silla de ruedas. De acuerdo al reporte de Variety, la mujer manifestó que su enfermedad le ha hecho apreciar aún más la canción. Después de eso, Patti Smith interpretó la conmovedora melodía frente a ella, su hijo y el público presente.

Más tarde, Sean Lennon escribió en Instagram que ese fue el “día más orgulloso” de su vida. “A mi madre se le estaban cayendo las lágrimas… ¡La paciencia es una virtud!”, comentó.

Al día siguiente, Ono tuiteó la parte de la grabación en la que John Lennon aseguraba que la canción estaba inspirada en Grapefruit, que ella misma había escrito.

“Sé que ayudó en muchas letras, pero yo no era lo suficientemente hombre como para dejar que ella lo reconociera, yo era lo suficientemente egoísta y lo suficientemente ignorante como para tomar esa decisión sin reconocerlo”, dijo por aquel entonces Lennon.

“Quería tener mi propio espacio después de estar con cuatro chicos y tener que compartirlo todo”, prosiguió.

La canción, en su opinión, expresa lo que aprendió al estar con Yoko y los sentimientos que tenía hacia ella.

Downtown Music Publishing, que gestiona el trabajo en solitario de Ono y Lennon, también tuiteó acerca de esa noticia y manifestó que el premio concedido a ambos compositores era “un honor increíble”.

El hecho de añadir a Ono en los créditos de Imagine supondría una extensión del tiempo de explotación comercial, lo que significa más ingresos para sus creadores. Una canción entra en dominio público setenta años después de la muerte de su último compositor. Lennon murió tras ser tiroteado en Nueva York, el 8 de diciembre de 1980, por Mark David Chapman.

Esta decisión también sería muy controversial entre un reducto de los fans de los Beatles, algunos de los cuales aún señalan a Ono como la culpable de romper la banda en 1970 y crear tensiones y divisiones entre Lennon y el resto de miembros de la banda.

En 2012, Delia Lloyd escribió en The Washington Post, que muchos fans del grupo tenían la impresión de que “Ono era la típica japonesa, exótica y vanguardista, capaz de arruinar la sensibilidad de la clase obrera y destrozar la genialidad creativa de la música en las calles de Liverpool”.
“No hay duda de que después de conocer a Ono, Lennon empezó a moverse en una dirección creativa diferente”, sostuvo.