Dos hechos marcan la segunda quincena de Julio en Chubut, el regreso de los exhaustivos controles médicos a los que se sometió el gobernador Mario Das Neves, que regresará con actos hacia el fin de semana en el marco de sus funciones y por supuesto de la campaña que ya largó. Y una encuesta, la más reciente y concretamente comparativa que releva el posicionamiento político de diciembre a esta parte. El sondeo fue aplicado los días 10 y 11 de julio en las principales ciudades Chubut, por técnica telefónica bajo el sistema ARESCO Instant Research en toda la Provincia de Chubut, abarcando 1736 casos entre una población mayor de 16 años en condiciones de votar.
Lo valioso de estas tendencias, más allá de quién la encarga que bien sabido es resulta en definitiva “el padre de la criatura” es que es bien reciente y que los parámetros evaluados resultan sumamente interesantes y confiables a la luz de las variables que aplica y de la percepción en la opinión pública que también llevamos los medios masivos de comunicación a la par.

La gestión, a la cabeza

Cómo para que no queden dudas de quien le pone el apellido al sondeo, el primer ítem que encuestan y presentan como gráfico de arranque tiene que ver con la gestión actual. En este ítem se evalúan las “gestiones de Gobierno, agrupadas”. Ésta herramienta puede arrojar una oportunidad para inflar la percepción de una administración inmedible en términos territoriales como en el caso de Nación y Cambiemos, pero también puede resultar un importante desafío para gestiones como las de Das Neves netamente contrastables con el día a día y en el cara a cara entre vecinos. En ese sentido se destaca el mérito de asumirlo y de contabilizar, pese al esfuerzo físico que viene haciendo el mandatario y las limitaciones que le ponen su recuperación de salud, las opiniones arrojan que un 57,2% de los vecinos poseen una imagen positiva de la gestión del Gobernador, contra un 35,9% que poseen una imagen negativa y un 6,9% que no tiene opinión. Esto le confiere un saldo de un 21,3% de imagen positiva. Mientras que en el caso de Mauricio Macri, el 35% tiene una opinión positiva de la gestión del Presidente, contra un 61,1% que tiene una mirada negativa sobre su gobierno y sólo un 3,9% no tiene una clara opinión. Esto lo deja con un saldo negativo de opinión del -26,1 por ciento.

Un intendente, dos mitades

En línea con las perspectivas políticas, que en el fondo lo que también se busca en esta `borra del café´ que son las tendencias numerales de las encuestas estructuradas, saltan datos interesantes a nivel gestiones municipales, siempre mirados por supuesto a la luz de los escuálidos resultados que permite una realidad coyuntural tremendamente deprimida, donde solo un intendente muy inconsciente o muy seguro de sus capacidades podría aspirar a repetir mandato o lanzarse un peldaño más arriba con un escenario político y económico tan atomizado como deprimido. Bueno, a la cabeza de alguno de esos dos motes estaría -según la encuesta de Aresco- , el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, que es el único alcalde de Chubut que presenta un saldo mínimo pero positivo en el sondeo. De acuerdo a la opinión de los vecinos, “el mellizo” se alza con un 47,2% de imagen positiva y un 44,3% de imagen negativa. Se podría decir en términos futbolísticos que la mitad de los que opinaron eran del “Aurinegro” y la otra mitad de “La Banda”, pero sería embanderar la numerología desfanatizada. Un 8,5% no tiene claro que opinar y no por eso diremos que llevaban la camiseta “naranja”. No son malos números sobre todo considerando que Sastre transita su segundo y último mandato y sobre todo considerando como les va a lso demás intendentes. Para dar idea Carlos Linares, en Comodoro Rivadavia sumó entre los encuestados un 38,8% de imagen positiva contra un pesado 57% de imagen negativa y un 4,2% que prefirió no opinar. Esto le dio como ecuación un saldo de un -18,2 por ciento de mala imagen entre sus vecinos. Casi iguales números le tocaron a Adrián Maderna en su primer año al frente de la intendencia de Trelew, siendo que el 39,5% de la gente opinó que su perfomance era positiva mientras que el 57,7% opinó que era negativa, con muy pocas dudas, apenas un 2,8%. Este blanco o negro se inclinó hacia el último concepto en el 18,2% de los casos.
La diferencia entre ambos alcaldes en relación al de Puerto Madryn, que tanto Linares como Maderna, si mejoran los números, tendrían alternativa de repetir mandatos hasta forjar una perfomance más sólida que les permita un salto cualitativo a nivel función o a construir incluso, mayores aspiraciones dirigenciales. Porque más allá de generar probabilística las encuestas, lo que permiten, es conocer al post candidato en los hechos. O sea que pasó cuando un tipo llegó al poder. Qué dijo que haría y qué hizo? Qué propone hacer y que vuelo tiene?

La imagen

Otro dato interesante que marca tendencia es el cuadro sobre la “Imagen de dirigentes”. En este particular, Das Neves se lleva lejos el 62% de imagen positiva, seguido por la expresidenta Cristina FK con un 42,7% y en un dudoso tercer lugar, (ya que llamativamente no está medido el Presidente Macri), aparece Sergio Massa con un 36, 1%.
Este ítem permite en todo caso palpar el caudal de aceptación de los candidatos a las legislativas y es ahí donde, como era de esperar para un candidato que renueva su look e indumentaria habitualmente (sin estar en campaña) por lo menos dos veces por día, como lo hace el vicegobernador Mariano Arcioni, es a quien le dió un alto porcentaje de aprobación pública, contando con un 30,4% de gente que lo votaría, seguido bastante más lejos con un 18,6% que optaría por Gustavo Menna, seguido de muy cerca en imagen positiva por Ricardo Fueyo con el 18,3%, y empujado desde su silla de ruedas por Héctor González con un meritorio 12,6% delante incluso de Néstor Hourcade que posee un 8,5% de miradas positivas.
El relevamiento es bastante largo y da para escurrirlo en términos de miradas y reflexiones.
En relación a los “Candidatos preferidos a Diputados Nacionales para 2017”, habrá que desgranar el apretado universos de datos que se comprimieron en los porcientos y también como pilotea cada postulante la recta cortita con curva cerrada en que se convirtieron estas elecciones eclipsadas por la crisis económica y política que primero se discute puertas adentro y después se vuelve campaña y declamación: un proceso totalmente diferente a otros. Entre tanto, las cuantificaciones gruesas de esas “preferencias” dicen que hoy por hoy en Chubut el margen es de 5,1%; resultando de un 29,5% de los electores que preferirían a los candidatos del Frente Chubut Para Todos, mientras que un 24,4% optaría por los candidatos del Frente Para la Victoria. El margen a hurgar sería en un 8,8% que ya anuncia votar en blanco y un 7,1% de indecisos a convencer. Un buen arranque de segundo semestre con una mínima postal de lo que pueda deparar la renovación de nuestra representación provinciana en el Congreso de la Nación. Encontrar buenos diputados en la representación política anotada, puede ser entonces un verdadero desafío turístico para mirar con prismáticos 3D. Habrá que ver…

Fuente: Julio Aurelio – Aresco . Ver encuesta completa http://eldiariodemadryn.com/tapa/SintesisEstudioChubut.pdf