La decisión ya fue anunciada. Desde fines de 2018, seis cuadras de la tradicional calle Corrientes pasarán a ser peatonales por la noche. Entre Callao y Libertad, los dos carriles de la izquierda serán de uso exclusivo para transeúntes de 19 a 2.

La medida tiene apoyo y también detractores. No es nueva. Y no es exclusiva de Buenos Aires ; en varias ciudades del mundo la tendencia de limitar el acceso de los vehículos y privilegiar a las personas “de a pie” crece y avanza.

A continuación, cinco ejemplos de ciudades que se peatonalizan.

Madrid

Está en periodo de prueba. Por ahora, el gobierno español lanzó una prueba piloto en la calle de Galileo, del distrito de Chamberí, donde los autos no pueden circular ni estacionar. Si es bien recibido, si el tránsito le da la razón, el plan avanzará hacia otras zonas progresivamente, de acuerdo con lo publicado por el diario ABC.

París

En septiembre del año pasado, fue aprobada en la ciudad de las luces la peatonalización de los márgenes del río Sena, clasificado como Patrimonio Mundial por la Unesco y visitado miles y miles de turistas todos los años.

Son 3,3 kilómetros que van desde la vía Georges-Pompidou, la entrada al túnel de las Tullerías, junto al museo del Louvre, hasta la salida del túnel Enrique IV, cerca de la plaza de la Bastilla, de acuerdo a una nota del diario La Vanguardia.

Nueva York

La zona que se hizo peatona fue la famosa Times Square. Si hay un punto en el mundo en que confluyen miles y miles de personas y de vehículos es este, el cual a partir de 2017 es exclusivo para transeúntes en la calle Broadway, entre la 42 y la 47.

Si bien la finalización es nueva, el proyecto data de hace años: fue una idea del alcalde Michael Bloomberg en 2009, quien hizo un ensayo y cerró temporalmente Broadway al tráfico para bajar la criminalidad en la zona y aliviar el tráfico. El resultado fue muy positivo, dice el diario El Mundo.

Berlín

Es la promesa a futuro. El gobierno de la capital de Alemania aseguró en su campaña que trabajará para restringir al máximo el tráfico en Unter den Linden, una de las avenidas más concurridas, según el diario El País.

En la zona, a partir de 2019, únicamente podrán circularán personas desde el tramo que comienza en la Puerta de Brandeburgo y concluye en la catedral, 1,5 kilómetros obligados para quien quiera conocer la ciudad.

Pekín

Es un emblema de China. La avenida peatonal de Qianmen divide la ciudad en dos, tiene un pasado comercial glorioso y un presente repleto de gente. Las personas que recorren la zona vista desde arriba parecen hormigas. Pasean y disfrutan de los locales hipnoticos para cualquier extranjero.

Aunque no es lo que los chinos más disfrutan. Desde que cambió su cara en 2008, varios vecinos de la zona se quejan por la cantidad de peatones, de los pocos cuidados para preservar el patrimonio cultural y de su carácter comercial.