Para el servicio religioso en principio cualquier espacio vino bien. Unas bolsas de harina con tablones servían para sentarse, y un cajón con mantelería permitía apoyar la Biblia. Los pastores Abraham Matthews y Lewis Humphreys predicaban alternadamente con y Robert Williams (protestante bautista).

El pozo

Había cánticos desde la mañana, luego el culto, escuela dominical a la tarde, reunión de oración al anochecer y reunión de confraternidad los viernes a la noche. Todos estaban orgullosos de guardar el día de reposo y ponerse sus mejores trajes para las reuniones. Era un momento donde volvían a sentirse parecidos.
Hacían tal como hoy, salmodias grupales, que dicen que produce el efecto de concentrar el espíritu de los miembros, creando un pozo de inspiración. La entonación suele ser baja, produciendo una vibración distinta en el vientre, que sube hasta la barbilla o la cabeza. Dicen –además- que es una experiencia personal y global donde cada sílaba se extiende tanto como la respiración y la vida lo permite.

Caminos
Algunas de las denominaciones mayoritariamente protestantes que existieron fueron: Metodistas-Calvinistas, Anglicanos, Congregacionalistas, Bautistas, Independientes, Unificadas y la Unión de Iglesias Libres del Valle. Las bolsas de harina “produjeron” más de un centenar de bellas capillas con paredes de adobe impecablemente alisadas con bosta impermeabilizante y blanqueadas con cal. Bancos, e instrumentos musicales. Olor a limpio, flores doradas, cantos que subían por las cúpulas y confirmaban que el espacio sagrado se hace lugar en los corazones primero, y en la tierra después.
Aproximadamente en el año 1965 (para le época del centenario) tuvo lugar la división de las congregaciones de las capillas galesas, las personas mayores y más conservadoras querían seguir manteniendo las actividades y principalmente el servicio de culto en idioma galés y los jóvenes y personas de mediana edad querían hacerlo en castellano. Prevaleció la Iglesia Metodista Argentina que ya tenía pastores y personal trabajando en la zona en idioma castellano. Se produce así la división con todos los problemas familiares y generacionales que eso acarreó.