Una gran muestra de personalidad ha demostrado ayer el plantel de Guillermo Brown que, pese a que se les adeuda tres meses de sueldo, no resignan su sueño y objetivo de llegar a la máxima categoría del futbol argentino.
Vencieron por 1 -0 a Almagro en el juego disputado en el mediodía de domingo en el Estadio “Raúl Conti”, gracias a la conversión de Tobías Figueroa. Ahora, se erige como único escolta del ya ascendido Argentinos Juniors, ya que Chacarita igualó en 0 ante Gimnasia de Jujuy y bajó al tercer escalón de las posiciones.

Almagro, casillero superado en el sueño de ascenso

Fue una muestra de fortaleza ante la adversidad la que demostró Guillermo Brown ayer por la tarde: sin concentrar y sin tener todavía confirmado cuando cobrarán sus sueldos, los brownianos se impusieron ayer por la tarde por 1 – 0 ante Almagro, en el cotejo correspondiente a la 44º Fecha de la Primera B Nacional.
El único tanto de la jornada, que bien podrán haber sido el primero de varios, fue convertido por el delantero cordobés Tobías Figueroa, tras el penal forzado (una viveza, como se dice en ´el potrero`) por su compañero de ataque, Rubén “Tito” Ramírez.
Con estos tres puntos y el empate que obtuvo Chacarita Juniors ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy ayer en el cierre de la programación de domingo, los portuarios se erigen como únicos escoltas del puntero (y ascendido) Argentinos, llegando a las 74 unidades, superando por 2 puntos al conjunto “funebrero”.
Como se sabe, la definición del segundo ascenso a la máxima categoría del futbol argentino se luchará palmo a palmo entre los brownianos y Chacarita, que el próximo jueves cumplirá el partido postergado ante Juventud Unida de Gualeguaychu.
En la Fecha 45, los dirigidos por Gastón Esmerado se presentarán ante Central Córdoba en Santiago del Estero, un duro escollo a superar teniendo en cuenta que disputan su permanencia en la divisional, mientras que “Chaca” visitará a Nueva Chicago.

El partido
Jugada fue la apuesta realizada por el Cuerpo Técnico de “La Banda”, al poner una dupla de ataque conformada por “doble 9”. Fue buena la performance de Figueroa y Ramírez entre sí, alternando funciones y generando peligro en el área rival.
Tal es asi que al correr 6 minutos de juego, un remate en el centro del área mayor, fue ejecutado por Ramírez que, forzó la respuesta del golero visitante sacando al corner. Luego, para “la Banda”, probó suerte el volante de creación Claudio Mosca, que, encarando al cuadro mayor, envió un fuerte disparo al arco, que se fue desviando pero avisando de las posibilidades brownianas.
Habría que esperar hasta los 24´para tener la mayor emoción: en una jugada desde el costado izquierdo del campo de juego, “Tito” buscó enviar un centro hacia el centro del área donde se encontraba Figueroa. Sin embargo, el balón diñó en la mano del defensor Di Benedetto y el árbitro Pedro Argañaraz no dudó en pitar penal.
Y allí, fue Figueroa el encargado de ejecutar la pena máxima, estampó su definición hacia el fondo de la red y celebrando asi el 1 – 0 que sería el final.
Pese a estar arriba en el anotador, “La Banda” perdió el dominio del balón y permitió que su rival creciera, generando este alguna situaciones de gol que, si bien no fueron claramente peligrosas, si forzaron la actuación de la defensa local.
Al volver de vestuarios, Brown cedió en su vocación ofensiva y la paridad dominó el juego. Sin poder presentar un juego colectivo claro, hombres claves de Brown buscaron llegar al área rival y se sostuvo en partido: un remate de Figueroa pegó en el palo, de manera increíble, incluso haciendo festejar por adelantado a los hinchas.
Tras eso, un remate de Mosca por encima del travesaño tambien marcó la aproximación de los madrynenses, que luego, llegaron con mayor claridad superando los 30 minutos: ante el ímpetu de poder extenderse en el anotador, Brown mejoró, se tranquilizó y llegó con peligro. Tal es asi que a los 31`, un centro de Román Strada (de gran sacrificio defensivo y un notable despliegue ofensivo), buscando a Figueroa, tuvo al “9” definiendo desviado. Luego, en una jugada similar, Sergio Sánchez habilitó a Jonathan Bauman, que había ingresado minutos antes y este vió como su definición se fue afuera.
Ingre Bauman y Figueroa, tuvieron algunas situaciones más de gol; aunque sin efectividad en la definición, superando asi a un Almagro que, se paró de contra, esperando el error browniano y que se chocó con la férrea defensa local y con la buena actuación de Emanuel Bilbao cada vez que fue requerido.
De esta manera, Brown festejó una merecida victoria, un resultado disputado, que lo hizo sufrir pero, que le permite seguir soñando con llegar a la máxima categoría del futbol argentino. El sueño está intacto y pese a las adversidades económicas, el plantel demuestra querer llegar a la gloria.