Comenzaron las vacaciones de invierno en Puerto Madryn, con la actividad comercial que ello implica, al permanecer sin clases miles de alumnos desde el 10 de julio hasta el día 21; sin embargo, desde uno de los sectores más importantes de la ciudad en lo que hace al turismo gastronómico y hotelero, afirman que la actividad no ha crecido y que están preocupados por el bajo nivel de concurrencia a restaurantes de la ciudad.
Sumado a ello, el hecho de que aún no haya comenzado el receso invernal en Buenos Aires, resta un porcentaje de posibles visitantes a la ciudad costera, complicando aún más el cuadro.
En este contexto, desde la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) calificaron la situación como “preocupante” y afirmó que aún hay expectativa de que el período comprendido en el receso escolar de invierno repunte, aunque reconoció que “el país está atravesando una situación difícil, y obviamente lo que ocurre a nivel nacional repercute en nuestra ciudad”.

El “impulso” no llega

Rosales sostuvo que “la verdad es que la situación de las vacaciones (de invierno) todavía no se ha visto, en relación al nivel de gente que uno espera y estamos en una situación bastante complicada, donde dependemos de que la gente elija venir a este destino turístico que es Puerto Madryn, de modo que se generen fuentes de trabajo y, sin duda, que esto nos dé un impulso al sector del turismo, el cual realmente estamos necesitando tras haber atravesado un año difícil”.
Sobre la expectativa por el comienzo de las vacaciones de invierno en Buenos Aires, manifestó que “seguramente ello tiene que ver, y una vez que comience el receso en una ciudad tan importante como esa, es posible que tengamos turismo que elija venir a nuestra ciudad, generando trabajo, ya que lo que nosotros tenemos son muchos trabajadores que están en una modalidad de contrato temporario, a la espera de tener una buena temporada para insertarse laboralmente”.

Cierre de locales gastronómicos

En este sentido, manifestó que “sin lugar a dudas, estamos con mucha expectativa de tener una buena temporada” y explicó que “en nuestra actividad, hotelera, gastronómica y de turismo, particularmente, tenemos la modalidad de trabajo temporario, prevista en la Ley de Contrato de Trabajo y en el Convenio Colectivo de Trabajo que regula nuestra actividad, y teniendo en cuenta que la temporada se extiende hasta el mes de febrero, aproximadamente, depende de que haya una buena temporada para que dichos trabajadores pasen a planta permanente, si hay buena cantidad de trabajo; sin embargo, venimos atravesando una situación difícil en materia de turismo”.
Consultado sobre si existe un relevamiento, por parte del sindicato, de la cantidad de desempleados del rubro gastronómico, Rosales sostuvo que “no tenemos actualizados los datos, pero basta darse una vuelta por la ciudad para ver que hay establecimientos que han cerrado, restaurantes que han cerrado, y sin duda, en base a ello, la gente ha quedado sin empleo, algo que nos preocupa y mucho”.
En esta línea, puso en relieve que “la pérdida de puestos de trabajo se ha venido sucediendo en este último año; particularmente, lo que tiene que ver con nuestra actividad dependen del turismo, y lo que ocurre a nivel nacional afecta directamente a la ciudad, con una consecuencia directa en nuestra actividad” y planteó que “cuando la gente no tiene dinero, deja de salir de vacaciones y de salir a comer afuera; entonces, la nuestra es una de las principales actividades que se resienten, ya que no estamos ajenos a lo que sucede en el país, que atraviesa una situación complicada”.

Por la crisis entregan kits escolares a afiliados

“Más allá de la situación difícil que se está atravesando, desde el gremio intentamos acompañar a la familia hotelera y gastronómica en lo que tiene que ver con las actividades que desarrollamos desde el sindicato”, expresó Rosales, anticipando que “estaremos entregando kits escolares, cuando comiencen las clases, de modo que podamos dar una ayuda al bolsillo del trabajador, teniendo en cuenta el costo que tiene mandar a un chico a la escuela; aquellos que tenemos hijos en nivel escolar, sabemos lo que cuesta, por eso estamos haciendo un esfuerzo desde el sindicato con la entrega de carpetas, lápices, mochilas, cuadernos y cartucheras, para poder acompañar a las familias”.
Por otra parte, “en estas vacaciones de invierno, tenemos el ‘Taller de Cocineritos’, que se realiza durante el turno mañana y el turno tarde, que realmente está bueno y al cual concurren más de 40 chicos; lo hacemos para acompañar a las familias durante el receso escolar”, indicó, agregando que “también, tenemos los cursos, como por ejemplo el de Mozo de Salón, un curso muy interesante donde se le dan herramientas a los jóvenes para que puedan capacitarse y, luego, insertarse en el mundo del trabajo; a su vez, tenemos otro curso de Liquidación de Sueldos, que se está dictando en forma conjunta con el Centro de Formación Profesional, los certificados avalados por el Ministerio de Educación, y sin duda, esto lo que trata es de jararquizar la profesión”.
Por último, destacó que “también, estamos continuando con el plan Fines, donde se le está dando la posibilidad a los trabajadores para que puedan finalizar sus estudios secundarios”.