En las instalaciones del Bingo Municipal tuvo lugar la “Jornada de Integración Juvenil y Concientización en Seguridad Ciudadana”, un ciclo coordinado por la Subsecretaría de Protección Ciudadana de la Provincia y distintas áreas relacionadas con la seguridad del Municipio; ello, enmarcado en el Programa Corredores Escolares, que prevé garantizar que, tanto al concurrir a los establecimientos educativos como al volver a sus hogares, los alumnos no estén expuestos a sufrir hechos de inseguridad.
Se trata de una problemática que ha hecho eco en distintas ocasiones, principalmente teniendo en cuenta que afecta a uno de los sectores más vulnerables de la comunidad, que son los más chicos, y que en ocasiones han sido víctimas de la inseguridad en carne propia; frecuentemente, por las mañanas, para aquellos alumnos que se desplazan desde zonas periféricas de la ciudad, hasta quienes regresan a sus casas durante la tarde, tras concurrir a los talleres dictados en las escuelas.
El encuentro fue presidido por el intendente Ricardo Sastre, el subsecretario de Protección Ciudadana, Luis Báez, el secretario de Gobierno, Dardo Petroli, el concejal Raúl Cataldi, el secretario de Deportes Diego González y funcionarios del gobierno provincial, además del subsecretario de Protección Ciudadana del Chubut, Pablo García, quien destacó el hecho de “venir realizando estas jornadas de trabajo, de manera sostenida en el tiempo, especialmente en la localidad de Puerto Madryn, trabajando de manera conjunta tanto el gobierno Municipal como el Provincial, en lo relacionado a la seguridad ciudadana, donde, fundamentalmente, estaremos repasando algunas cuestiones, entre ellas los corredores de seguridad”.

Trabajo conjunto y aporte de los alumnos

En este contexto, recordó que “se trata de una tarea que comenzó varios años atrás, en la localidad de Puerto Madryn; en un principio, costó bastante ponerse de acuerdo entre el Municipio y la Provincia, y se trabajaba de manera aislada, cuestión que desde hace ya un tiempo hemos desterrado, poniendo todos los recursos disponibles por parte del gobierno Municipal, así como también del Provincial, para trabajar en conjunto y brindar lo más importante, que es la seguridad a cada uno de los chicos, en lo que hace a estos recorridos escolares seguros”.
Los recorridos “se fundamentan en lo que tiene que ver con el traslado de los alumnos de sus hogares hacia las escuelas, y también de las mismas de regreso a sus hogares”, explicó, agregando que “en aquél momento, por el año 2012 o 2013, un grupo de alumnos, teniendo en cuenta una circunstancia especial que había ocurrido en la localidad, se acercaron a hablar con el intendente Ricardo Sastre y ver qué medidas se podían adoptar”.

El trabajo policial como eje

A partir de allí, “el Intendente dio indicaciones precisas de que nos pusiéramos a trabajar con los alumnos, y surgieron cosas que ellos mismos fueron transmitiendo, como por ejemplo cuál debería ser el trayecto de estos corredores, cuáles eran los puntos más calientes o sensibles donde ellos sufrían algún hecho de inseguridad; de ese modo, trabajando en conjunto varios organismos de la Provincia, entre ellos la Policía como eje esencial, más el personal de Tránsito y de Guardia Urbana del Municipio, abocados todos en horarios determinados a fortalecer la seguridad en recorridos precisos”, remarcó.
Sobre esta línea, puso en relieve que “entendemos, por las estadísticas, que esos índices han bajado; obviamente, hay que mantenerlos latentes, tanto esta tarea que se realiza con los corredores escolares, como así también aquellos que se han realizado con los taxistas”.

Buscan instalar la temática en la comunidad

“Lo importante es que, ocurran o no hechos, se mantengan estas reuniones de forma periódica, para que la cuestión esté siempre latente y se puedan ir mejorando distintas cuestiones, siendo los mismos alumnos los que van marcando cuáles son esos puntos que hay que fortalecer”, añadió.
Consultado sobre si los corredores se han replicado en otras localidades chubutenses, García describió que “lo han hecho y están dispuestos en Comodoro Rivadavia, Trelew, Esquel, con participación activa de vecinos solidarios, que, gentil y voluntariamente, se brindan para poder hacer de resguardo y control en estos recorridos, además de los comerciantes solidarios que ofrecen su lugar de trabajo para que, ante una situación determinada, algún alumno pueda resguardarse en ese lugar”.
Sobre este punto, planteó que “es un trabajo conjunto entre varios actores de la sociedad, con una gran participación ciudadana, y es aquí donde está el compromiso de estos ciudadanos que, sin tener la obligación precisa de trabajar en lo que hace a la seguridad, también forman parte de esto, haciendo que diversas cuestiones comiencen a cambiar”.