El gobernador Mario Das Neves le solicitó al jefe de la Policía del Chubut, Luis Avilés, que separe inmediatamente de la fuerza a los efectivos que en Comodoro Rivadavia intentaron evadir un control de tránsito y al momento de ser interceptados se encontraban alcoholizados.
El hecho ocurrió en horas de la madrugada en un control vehicular ubicado en el camino alternativo Mario Morejón, por lo que al tomar conocimiento de esta situación el propio gobernador le pidió a Avilés que “sean echados de manera inmediata de la fuerza”.
Los policías prestan servicio en distintas comisarías de la ciudad de Comodoro Rivadavia y al momento de producirse la detención del vehículo, vestían el uniforme de la institución policial.
Al respecto Avilés expresó que “como lo hemos dicho en varias oportunidades vamos a ser estrictos con quienes no estén a la altura de las circunstancias al vestir el uniforme policial, porque se hace un esfuerzo muy grande para dotar de todos los recursos a la fuerza y lo que es más grave es que por unos pocos, la sociedad juzgue a todos nuestros efectivos cuando la conducta de la inmensa mayoría de quienes integran la fuerza es intachable”.
“La comunidad debe quedarse tranquila en el sentido que desde la conducción de la institución queremos una fuerza que cumpla con su deber de proteger a los ciudadanos y ese camino nunca lo vamos a dejar de lado”, expresó el jefe policial.