Los estrategas principales de la campaña de Cambiemos, Marcos Peña y Jaime Durán Barba, reunieron a todos los candidatos a legisladores nacionales en el predio de Parque Norte y les pidieron “renovar la esperanza” así como mensajes “claros y contundentes”, al tiempo que expresaron su confianza por los resultados ante un escenario en el que la derrota es vista como “muy poco probable”.

Funcionarios del gabinete nacional, algunos gobernadores y todos los postulantes a diputados y senadores nacionales se congregaron desde las 14 en uno de los salones de Parque Norte, en donde los discursos centrales para marcar los lineamientos principales del discurso de campaña estuvieron a cargo del jefe de Gabinete y del asesor presidencial.

Según informaron a Télam participantes del cónclave a puertas cerradas -unos 80 dirigentes sentados en forma cuadrangular sin cabecera- Peña dijo que Argentina es “un país paradójico en el mundo por la brecha que tenemos entre lo que somos y lo que podemos ser”.

“Cambiemos compite contra sí mismo. Estamos llamados a renovar la esperanza. Nuestros rivales quieren igualar para abajo. Han cambiado de nombres (en alusión al frente Unidad Ciudadana que ahora adoptó Cristina) pero sabemos contra quién estamos compitiendo”, aseveró Peña, quien enfatizó: “En estas elecciones, el candidato es el equipo”.

Por su parte, Durán Barba exhibió su optimismo: “Es muy poco probable que Cambiemos pierda. Hay que transmitir que el cambio es posible, y que le va a llegar a todos. No debemos querer convencer a los periodistas. Tenemos que hablar para la gente, ni para periodistas ni para adversarios. No hay que intentar convencer a quienes están convencidos de votar al kirchnerismo”, enfatizó.

Además, el asesor ecuatoriano le pidió a los candidatos que ante cada actividad proselitista “se pregunten si eso conseguirá votos” y que brinden “respuestas claras y contundentes. No hay que mentir, porque siempre aunque sea inconscientemente te terminás delatando”.

También sostuvo que la gente “no vota por cosas abstractas sino por su bienestar, y para cada persona el país es él, su familia y su localidad”.

Fuera del salón, el comando de campaña determinó que varios candidatos y dirigentes dialogaran con los medios, entre ellos el presidente de la UCR, José Corral, quien aseguró que las advertencias sobre un “ajuste seguro luego de las elecciones son temores que la oposición trata de instalar”, y remarcó que “ya hay datos de crecimiento y recuperación del empleo, aunque sigue siendo un momento de dificultades”.

Sobre las quejas de algunos dirigentes radicales, respondió: “Solo siete convencionales de la UCR votaron en contra de seguir en el frente con el PRO. Sabemos que (Ricardo) Alfonsín no está cómodo en Cambiemos pero la decisión de la conducción fue seguir en el frente. Además con Cambiemos el partido incrementó su representación en todo el país”.

Por su parte, el secretario general del PRO, Francisco Quintana, dijo a los medios que en la campaña predominará “la cercanía, el mensaje propositivo y la no confrontación”, y recordó que si bien “habrá una estrategia común, también la campaña tendrá particularidades porque, en definitiva, son 24 elecciones diferentes”.

Si bien negó que se vaya a tratar de un comicio “plebiscitario”, admitió que “la comparación de pasado con futuro estará siempre implícita, y esto será consolidación del cambio o que vuelva el pasado”.

En diálogo con Télam tras retirarse, Lopetegui explicó que participó del panel sobre gestión económica: “Contamos lo que venimos tratando de llevará cabo, sentando las bases para un crecimiento sostenido”, aseveró, y sobre la actualidad de los datos económicos, dijo que “son cada vez un poquito mejor y lo importante es la tendencia”.

Consultado sobre el déficit fiscal, afirmó que “va a llevar un tiempo bajar el gasto público sin sacarle la muela a nadie” porque también “llevó muchos años subirlo a este nivel, hubo varios años que (el kirchnerismo) lo hizo crecer dos y tres puntos por encima del producto”.

Al concluir el evento -que comenzó a las 14.30 con las palabras de la vicepresidenta Gabriela Michetti y el presidente del PRO, Humberto Schiavoni-, la candidata a diputada por Vamos Juntos, Elisa Carrió, tuvo un contacto con los medios y llamó a “arrasar en estas elecciones” porque “en el mundo siguen preguntando si vuelve el PJ, Cristina o sus parecidos, y si no gana Cambiemos, no van a venir a invertir”.

“Por eso, en el mundo tienen que saber que no nos van a robar más, y que pueden hacer proyecciones. Cristina es el “cuco”. No tengamos más miedos”, agregó, y anunció que debatirá “públicamente” con sus rivales porteños “antes de las elecciones generales” de octubre.

Luego de la reunión de Parque Norte, todos los candidatos se dirigieron a la Quinta de Olivos para ser recibidos por el presidente Mauricio Macri, quien tras un cóctel mantendrá una cena privada con los integrantes de la mesa nacional de campaña de Cambiemos.