La emisión de un bono a cien años, el cumplimiento de la meta del déficit fiscal para 2017 y la política contra la inseguridad y el narcotráfico fueron las medidas del gobierno nacional defendidas por el jefe de Gabinete de Ministros.


Peña arrancó enumerando los logros de la gestión del presidente Mauricio Macri, en materia de seguridad pero, tras las intervenciones de algunos legisladores del Frente para la Victoria, se vio forzado a respaldar la política económica del Poder Ejecutivo.

De ese modo, defendió el endeudamiento a cien años que fue muy cuestionado por los senadores en la sesión especial y detalló que “tres de cada cuatro dólares de deuda emitida son para repagar la deuda de gobiernos anteriores”.

Peña también fue cuestionado por el kirchnerismo a raíz del índice del déficit público, a lo que el funcionario respondió que aceptaba “propuestas sobre qué partidas del Presupuesto quieren que reduzcamos”.

No obstante, aclaró que “no hay que temer fantasmas de grandes ajustes”, al asegurar que el gobierno nacional cumplirá con la meta de déficit del 4,2 por ciento del Producto Bruto Interno para 2017, tal como está previsto en la Ley de Presupuesto Nacional.
“No hay que temer fantasmas de grandes ajustes. Vamos a aplicar el gradualismo con crecimiento, con baja inflación, con crédito, con obra pública. Y ese proceso de desarrollo se va a fortalecer”, afirmó.