El director General de Google Argentina, Federico Procaccini, destacó la potencialidad del emprendedorismo nacional para “impactar globalmente” y consideró que “el Gobierno debe ayudar a controlar pero no regular, debe dejar que la innovación fluya”, al presentar ayer una asociación con la empresa de trabajo colaborativo AreaTres, que se sumó al proyecto del gigante de Internet para “apalancar” el desarrollo de startups.

“Lo importante es que la innovación sea libre. Si regulamos mucho ese espacio podemos estar cortando las alas a posibles empresas del futuro. Es un espacio de enorme innovación, de gran transformación, el gobierno debe ayudar a controlar pero no regular, debe dejar que la innovación fluya, idealmente que la deje volar. La innovación argentina puede impactar globalmente, nosotros no le tenemos que poner barreras”, afirmó Procaccini en diálogo con Télam.
Google presentó su asociación con AreaTres, un espacio de “coworking” ubicado en el barrio de Palermo que ahora formará parte de la red de 25 espacios patrocinados por la empresa californiana para “apalancar” el desarrollo de emprendedores y startups.

Procaccini afirmó que la apuesta de Google a través de las iniciativas de su programa para emprendedores es lograr que “en ese ecosistema haya proyectos que se conviertan en grandes empresas y contraten los servicios”.

“Ojalá que muchas empresas florezcan y contraten nuestros servicios. Pero además de nuestro beneficio creo que está el otro que es más trascendente y es el del intercambio que se produce en lugares como éste”, relató.

Durante la presentación, el directivo estuvo acompañado por Martin Frankel, estadounidense de origen y fundador de AreaTres, y por la brasileña Fernanda Caloi, manager del campus que Google posee en San Pablo, que también busca incentivar el desarrollo empresario.

“La ley de emprendedores es un paso enorme, cuando se termine de efectivizar. Hay que reducir las barreras y simplificar procesos. Las ideas no reconocen fronteras y cuanto más difícil es crear algo acá, no hay incentivos para que no crucen un río o una cordillera”, explicó Frankel, que administra un espacio donde trabajan más de 300 empresas de diverso tipo.

Con una visión más regional, Caloi estimó que Latinoamérica tiene los clásicos desafíos de conexión demográfica y de educación, aunque destacó la cuenta pendiente respecto de la inversión empresaria: “Recién están empezando a existir inversores que salen de lo seguro para tomar riesgos mayores en modelos de negocios nuevos. En San Pablo se comienza a ver esto”.

Para Frenkel, la potencialidad de los negocios relacionados con la tecnología encuentran su semilla en la combinación entre un mercado hispanohablante “que se encuentra en expansión también en Estados Unidos” y la capacidad creativa de Argentina.
“Acá hay generaciones de emprendedores. Los ‘Galperín’ (en referencia a Marcos, fundador de Mercado Libre) ya están en la etapa del ‘giving back’, en el ‘devolver’, desde hace años. Es indudable que Buenos Aires es un polo en la región”, añadió Frankel.

En ese sentido, Caloi comentó la curiosidad que ejerce en Brasil la capacidad argentina para crear empresas “unicornios”, como se conoce en la jerga a las que, siendo de origen emprendedor, llegan a valer más de 1.000 millones de dólares de valuación bursátil.

Los tres entrevistados le asignaron un rol destacado a los espacios de coworking para consolidar startups a partir de la experiencia conseguida en el intercambio cotidiano con las gigantes de la industria.

“Acá está el chico con el laptop y está la gran empresa que quiere aprovechar esa energía y no sentirse un dinosaurio, volver a ser ágil. Ambas se encuentran con un café, una cerveza o un choripán de por medio”, destacó Frankel.

Por su parte, Procaccini dijo que Google busca asegurarle a los que recién comienzan que “su buena idea, con un poquito de soporte, con comunidad, pueda convertirse en una gran empresa”.

“Ahí está un desarrollo económico real, con creación de empleo y queremos contribuir para que Argentina, con su ADN emprendedor muy fuerte y muy capacitado, pueda apalancarse para generar grandes empresas”, concluyó.