La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner lanzó Unidad Ciudadana, el espacio político que conformó y conduce, en un acto en el que no anunció si será candidata a senadora nacional, aunque pronunció un discurso de campaña y convocó a sumarse para “poner un límite al gobierno” nacional.

“Yo quiero volver a ser parte de un movimiento político donde lo importante es el pueblo, los que sufren, los que necesitan, los comerciantes que tienen que levantar la persiana, los empresarios que dan trabajo. Esta es la Argentina que queremos, esto es Unidad Ciudadana, para que lo entiendan todos y todas”, afirmó la ex presidenta al presentar en sociedad el Frente Unidad Ciudadana.

El acto se realizó en el estadio, colmado, del club Arsenal de Sarandí, vestido de celeste y blanco, con militantes que llegaron en micro desde diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires y mucha gente que asistió sin pertenecer a una agrupación política ni sindical.La ex mandataria utilizó un lenguaje menos virulento que en sus discursos de antaño, pero puso el eje en “frenar a este gobierno” en las elecciones legislativas y presentó diferentes situaciones que viven los bonaerenses.

Sin tonos altisonantes, Cristina ocupó gran parte de los 45 minutos de su discurso en hacer subir al escenario de apenas un metro y medio de altura y pequeño -que despertó suspicacias por cierta reminiscencia con la estética de los actos macristas- a 30 personas y contar sus problemas, atribuidos a las políticas del gobierno nacional y sentenció: “Unidad Ciudadana viene a representar los intereses y los problemas de los hombres y mujeres de carne y hueso”.

Cristina Kirchner comenzó su discurso poco después de las 15 y se mostró en el escenario rodeada de sus militantes. Los dirigentes fueron ubicados en una tribuna, siguiendo con la idea de que “los dirigentes y los partidos políticos no son importantes cuando no representan el sufrimiento de la gente”.

En la tribuna dijeron presente su hijo Máximo Kirchner, los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda), Gustavo Menéndez (Merlo), Verónica Magario (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora); los diputados nacionales Héctor Recalde, Juan Cabandié, Juliana Di Tulio, Teresa García, Edgardo Depetri y Carlos Castagneto.