El gobierno central de Río Negro no completó los trámites para la transferencia del centro invernal de Bariloche a la órbita municipal. La ley que determinaba esa donación fue aprobada en el 2010 y hasta el momento no se dio ningún paso en concreto.


El gobierno provincial nunca formalizó la transferencia al municipio de las tierras afectadas a la concesión del cerro Catedral, a pesar de que la ley de donación tiene ya siete años.

Así lo reconoció la ministra de Turismo, Silvina Arrieta, al contestar un pedido de informes de los legisladores del Frente Progresista. La revelación contribuye a debilitar la posición del municipio en la dura negociación que mantiene con la concesionaria Capsa y también apuntala la posición de esa firma en la demanda judicial que lleva adelante en rechazo de la municipalización.

La legisladora del FP Daniela Agostino dijo también que existen deudas de Capsa “que la provincia nunca cobró”, por derechos de publicidad y otros conceptos. Pero los montos son difíciles de estimar por la imprecisión de la respuesta de la ministra. El pedido de informes original data de octubre de 2016 y nunca fue contestado. Hace pocas semanas los legisladores lo reiteraron y recién entonces Arrieta les envió un escrito que contiene “una respuesta parcial, que no se termina de entender”, según dijo Agostino.

Concluyó también, a partir de la respuesta, que algunos expedientes “estuvieron parados por años y se empezaron a mover a partir del pedido de informes”.

La concesión de Capsa vence en 2026 y ya tiene todas las inversiones cumplidas. La firma presentó el año pasado una “iniciativa privada” ante el municipio para eludir la licitación y asegurarse una prórroga por 50 años, incluida la explotación de un desarrollo inmobiliario que estaba previsto en el contrato original. Pero la propuesta generó rechazo unánime en todos los sectores vinculados al turismo y al esquí, y el municipio la desestimó.

Agostino sugirió que el gobierno de Alberto Weretilneck esperaba la decisión contraria y por eso evita avanzar con la municipalización del cerro, pese a que fue dispuesta por ley en 2010. Según la legisladora, “lo primero que se deduce es que la transferencia del cerro Catedral al municipio de Bariloche aun no se ha concretado”.

La ministra informó que desde Viedma sólo enviaron a la municipalidad barilochense un paquete de expedientes de habilitación comercial y “se pusieron a disposición” para lo que haga falta. Pero aún no cumplieron en inscribir la titularidad municipal sobre las tierras concesionadas en el Registro de la Propiedad Inmueble.

“¿Será que la provincia quiere conservar algún nivel de decisión sobre el cerro?”, se preguntó Agostino. También cuestionó la laxitud provincial en la relación económica con Capsa y subrayó que existen “expedientes para el cobro por diversos incumplimientos desde el año 2005 y ninguno de ellos ha sido cancelado”.

Tantos con sus dueños anteriores como con los actuales (Vía Bariloche) Capsa mantuvo abierta una demanda ante el STJ en la cual desconoce el poder concedente municipal sobre Catedral.
“Existen deudas de Capsa que la Provincia nunca cobró, como los surgidos por los derechos de publicidad ”,