Una mujer denunció en la comisaría Sexta de Policía que alquiló una vivienda en esta ciudad a través de una página de Facebook, pagó 7.500 pesos en concepto de seña, pero que luego se enteró que la propiedad no estaba disponible para ser ocupada. Tras hacer el reclamo a la supuesta gestora de la propiedad, la damnificada recibió amenazas, según relató a la Policía.
La denunciante vive en el barrio San Cayetano y contó que llegó a la casa a través de un grupo de la red social en la que se publican con fotos propiedades para alquilar. La vivienda que se ofrecía está ubicada en el San Cayetano. Según su relato, estableció un contacto telefónico con quien realizaba la oferta de la casa y pactaron un encuentro en la iglesia ubicada en Polonia y Pieragnoli. Durante ese primer contacto, la supuesta estafadora manejaba un Renault Logan y ofreció a la damnificada ir a ver la propiedad publicada en la página. Sin embargo, como a la interesada no le gustó, la mujer le informó que tenía otro departamento en el complejo Las Torres, en el centro, en la Torre VI, que se desocuparía sobre fines de mayo.
Así, pactaron un segundo contacto, esta vez en un kiosco que tiene la damnificada en el centro de la ciudad. Quedaron en encontrarse allí para señar la propiedad -la gestora de la propiedad hasta exhibió fotos- con el fin de cerrar el trato. La damnificada asegura que pagó los 7.500 pesos bajo la promesa de que en una semana tendría el contrato.
Pero esto nunca ocurrió ya que la mujer mostró fotos de un departamento que tenía dueño y ya estaba ocupado. Según la estafada, la gestora se identificó como “Susana Carmen” y, ante el reclamo vía WhatsApp para que devuelva el dinero, amenazó a la supuesta clienta diciendo “dejate de joder que te voy a mandar a la Uocra”.