El Juez Alejandro Rosales dicto el auto de apertura de juicio oral y público contra Bruno Emanuel Nehiual, de 25 años, como presunto autor del delito de “coacción”.
El joven se encuentra detenido con prisión preventiva en la Alcaidía de Comodoro Rivadavia, por una causa de robo agravado. La Fiscalía adelantó que solicitara que se le imponga una pena de tres años de prisión y la declaración de reincidencia.
En la sala de audiencias de la Oficina Judicial se realizó una audiencia de preliminar de juicio. El acto judicial fue presidido por el Juez Alejandro Rosales. El Ministerio Publico Fiscal estuvo representado por la Fiscal Laura Castagno. Mientras que el imputado, fue asistido por el Defensor Público, Gustavo Oyarzun.

“Hacete cargo o sos boleta”

En la oportunidad, la representante de la parte acusadora relato los hechos que figuran en la pieza acusatoria, indicando que los mismos ocurrieron el 22 de julio del año pasado, en horario de la mañana en la comisaría local.
En esa dependencia, en el sector de calabozos, se encontraban detenidos el acusado y el denunciante, a la espera de una audiencia de control de la detención.
Según relato la víctima, en un momento dado, Bruno Neihual, le manifiesto que declarara lo que acordaron y que se hiciera cargo de la causa.
La propuesta del imputado se basaba en que su compañero de causa no registraba antecedentes penales computables y por este motivo, la pena que le podía recaer sería menor.
En este contexto, Nehiual le habría dicho que, si no cumplía con la estrategia, iba a ser “boleta”. También, agregó: “Te voy a hacer re c…. cuando salga”.
Para las audiencias de debate, la Fiscalía presentará cuatro medios de prueba testimoniales y tres documentales.

Tres años de prisión más reincidencia

Con respecto a la calificación legal escogida contra Bruno Emanuel Neihual, explico que corresponde juzgarlo como presunto autor del delito de coacción, según el artículo 45 y el artículo 149, inciso “A”, de la Ley 26.939 del Código Procesal Penal.
Por último, anticipó que solicitara al tribunal del juicio, que imponga al acusado la pena de tres años de prisión, más declaración de reincidencia.
A su turno, el Defensor Público, no formulo objeciones a la pieza acusatoria elaborada por el Ministerio Publico Fiscal y ofreció testimonios.
Así las cosas, Rosales, declaró admisible la acusación pública, los medios de prueba presentados por la Fiscalía y estableció que la Oficina Judicial, debe designar un tribunal unipersonal para el juicio.

Alertan por estafas telefónicas en la cordillera

La Fiscalía de la localidad de Esquel recibió información de al cinco casos de estafa iniciadas con un llamado telefónico, de los cuales tres quedaron en grado de tentativa porque los afectados se dieron cuenta a tiempo. El dato común es que los damnificados son personas mayores. Sin embargo, el argumento del engaño no es siempre el mismo.
En algunos casos se repite la vieja estrategia de hacer creer que un familiar sufrió un accidente y requiere de su ayuda. En uno se hizo referencia a un sobrino que estaba de viaje y necesitaba dinero, y en otros se le dijo a la víctima que el llamado era de una entidad bancaria, que lo visitaría para cambiar dinero.
La novedad que presentan las últimas modalidades de estafa registradas, es que, cuando el estafador ve que la víctima cayó en el engaño se presenta en su domicilio repitiendo los datos ofrecidos por teléfono, en busca del dinero.
Entre algunas recomendaciones básicas para no caer en el engaño, desde la Fiscalía indicaron que “las entidades bancarias no designan empleados para realizar trámites, menos aún movimiento de dinero, fuera del banco; la sola mención de que lo visitarán para que realice una entrega monetaria, es motivo para que realice inmediatamente la denuncia y no se preste a cumplir con el pedido”.
Además, precisaron que “no se debe entregar dinero a personas desconocidas que dicen ser enviadas por algún familiar suyo; siempre verifique, llamando usted mismo al teléfono de contacto del familiar y, ante la duda, comuníquese con la Policía”.
También, remarcaron que “si recibe un llamado con estas características, simplemente corte la llamada”; “en todos los casos en que sea contactado para solicitar dinero por una situación extraña, ante la duda, comuníquese con la Policía”; “Resista la presión de tomar una decisión inmediatamente”; “no comparta con nadie los números de su tarjeta de crédito, cuenta corriente o de Seguro Social, no se los diga a las personas desconocidas que lo llamen, ni siquiera cuando le pidan que ‘confirme’ dicha información”; “antes de aceptar hacer una compra telefónica, pida que le envíen la información por escrito”; “no envíe dinero en efectivo por un mensajero, servicio de entrega urgente ni a través de una transferencia de dinero, si paga con dinero en efectivo o a través de una transferencia de dinero, en lugar de usar una tarjeta de crédito, podría perder su derecho de disputar los cargos fraudulentos; su dinero desaparecerá”.