En el marco de la emergencia climática que sufrió Comodoro Rivadavia, la empresa Urbana Higiene Ambiental dio a conocer un balance de gestión de las actividades realizadas para colaborar con el restablecimiento de las zonas anegadas de esa ciudad.
Lograr transitabilidad de calles y rutas, despejar veredas y espacios públicos y evitar la acumulación de barro fueron los objetivos de la empresa Urbana luego del feroz temporal desatado en Comodoro Rivadavia. Las actividades mencionadas contabilizaron hasta el momento un total aproximado de 4.475 horas de trabajo del personal e implicaron 1772 horas de despliegue de maquinarias.

Barrios afectados

Afirman que se trabajó en las tareas de limpieza en los barrios más afectados por las lluvias, con un resultado hasta el momento de la quita de 100.000 metros cúbicos de lodo de la vía pública. Levan Macharashvili, gerente general de Urbana, explicó que el servicio se llevó adelante, en doble turno, que se extendió desde las 8 hasta las 24, y añadió que “cada cuadricula estuvo compuesta por 5 o 6 trabajadores, que hacen limpieza con palas, bateas y mini palas”.
Como parte del plan de contingencia, durante los últimos 45 días aproximadamente, Urbana puso a disposición de la comunidad 200 bateas, que fueron ubicadas en Uniones Vecinales, Puntos de Encuentros y Gimnasios Municipales para que los vecinos depositen residuos especiales y de gran tamaño. El destino de las mismas fue para elementos, muebles y demás artefactos dañados por las consecuencias del temporal.

Operativos

Para gran parte de los operativos de limpieza, se dispuso de 6 camiones que permitieron sacar lodo, agua y residuos que entorpecían el tránsito de personas y vehículos dentro de la trama del ejido urbano y sobre caminos y rutas. El equipo de soporte de maquinarias estuvo compuesto por: 2 minipalas, 1 cargador frontal, camiones cisterna para el agua potable, camión con hidrogrua, camión volcador y camión porta bateas que hoy continúan siendo utilizados.
Levan Macharashvili, gerente general de Urbana, delimitó en conjunto con Carlos Linares, intendente de Comodoro Rivadavia y Eduardo Varela, comandante del Ejército un plan de gestión y coordinación de actividades que determinaron los operativos de limpieza en las zonas más afectadas. Asimismo, desde la empresa se otorgaron kits destinados a los 365 efectivos militares que colaboraron en la situación. Entre los elementos, se brindaron: 465 pares de botas de goma, capas de agua, barbijos y lentes. También se les brindaron 240 palas, 12 picotas, carretillas, rastrillos y cepillos para los operativos de limpieza.

40 días después

“Estamos muy conformes con el trabajo que están realizando los trabajadores municipales, soldados y todo el equipo de Urbana porque eso ayudó y ayuda a limpiar más rápido la ciudad, luego del temporal. Pasó algo más de 40 días después de la emergencia climática y seguimos trabajando con el mismo esfuerzo y empeño que el primer día. Todos los trabajadores se han mostrado comprometidos con la reparación de la ciudad, y les agradecemos todos los días por el trabajo que hacen en Comodoro Rivadavia”, aseguró Levan Macharashvili. (El Patagónico)