Se presentó ayer en el Senado de la Nación un proyecto para eximir a los delitos de lesa humanidad del beneficio del “2 por 1”. La iniciativa fue presentada por la Senadora de la Nación, Nancy González, y busca actualizar el Código Penal en el marco de las reacciones que ha despertado el polémico fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de la semana pasada.
Sobre el fallo de la Corte, la Senadora Nancy González opinó, “El fallo no es solo una aberración jurídica, sino que también atenta contra la construcción de la memoria, la verdad y la justicia que son los pilares de nuestra democracia.” La senadora por Chubut también hizo mención a la preocupación social que el fallo despertó “La actitud de la corte, encabezada por los nuevos jueces nombrados por Macri, ha abierto una enorme preocupación no solo en los organismos de derechos humanos sino en la comunidad toda, ante la posibilidad de un nuevo pacto de impunidad.”

Tres modificaciones

El proyecto de ley busca introducir tres modificaciones al Código Penal. Por un lado, incluir en el artículo 2 la prohibición de la aplicación del beneficio de la “ley penal más benigna” en el caso de los delitos de lesa humanidad enumerados en el artículo 7 del Estatuto de Roma (aprobado en nuestro país por ley nacional 25.390). Dicha prohibición figura en la actualidad solo para los delitos ligados al narcotráfico.
Por otro lado, el proyecto busca también actualizar el artículo 67 y el 32 bis del Código Penal para que se incluya en el sistema legal nacional la imprescriptibilidad y la no aplicación del beneficio de la prisión domiciliaria en el caso de delitos de lesa humanidad. En rigor estas modificaciones ya se encuentran vigentes en el sistema penal argentino por la ratificación de los tratados internacionales con rango constitucional; el proyecto busca la adaptación del sistema legal interno al marco internacional al que la Argentina ha adherido.

Imprescriptibilidad

Sobre estas modificaciones, la senadora del FPV analizó, “Lo que queremos hacer con este proyecto de modificación es dejar sentado en el propio código los principios de Derecho Internacional de los Derechos Humanos, que es la imprescriptibilidad los delitos de lesa humanidad, a fin que la víctima pueda iniciar la acción pertinente en cualquier momento. Y luego concluyó “Desde nuestro lugar de legisladores queremos ampliar las garantías y discutir la modificación de las leyes para que este cambio de parecer de la doctrina corte no dé por tierra los años de lucha de las madres y las abuelas de la plaza de mayo”.