El anuncio llega tras la difusión en internet de informaciones «internas» como correos electrónicos


El equipo de campaña del candidato centrista Emmanuel Macron denunció a dos días de las elecciones en Francia una “acción de pirateo masivo y coordinado” tras la difusión en internet de informaciones “internas” como correos electrónicos.

Los archivos, que incluyen además documentos de contabilidad, “fueron obtenidos hace varias semanas mediante el pirateo informático de cuentas de correo electrónico personales y profesionales de varios responsables del movimiento”, precisa la agrupación ¡En Marcha! que lidera Macron, agregando que se trata de documentos “legales”.

Según Wikileaks, que difundió la información, se trata de “decenas de miles de correos electrónicos, fotos y anexos con fecha hasta el 24 de abril”, es decir el día siguiente de la primera vuelta de las elecciones, que clasificó para el balotaje de este domingo a Macron y a la candidata de extrema derecha Marine Le Pen. Wikileaks asegura no ser el autor de la operación de pirateo a la que denomina ‘MacronLeaks’.

“Los archivos que circulan fueron obtenidos hace varias semanas gracias al pirateo de correos electrónicos personales y profesionales de varios responsables del movimiento”, precisa ¡En Marcha! en un comunicado. “El movimiento ¡En Marcha! fue víctima de una acción de pirateo masivo y coordinado que esta noche ha dado lugar a la difusión en las redes sociales de informaciones internas de naturaleza diversa (correos electrónicos, documentos de contabilidad, contratos)” indica la agrupación. “Quienes están haciendo circular estos documentos agregan a documentos auténticos muchos otros que son falsos, para sembrar dudas y desinformación”, afirma el equipo de Macron, al destacar que la operación realizada “en la última hora de la campaña oficial”, constituye “claramente una desestabilización democrática, como ya ocurrió en Estados Unidos durante la campaña presidencial”.

Los servicios de inteligencia norteamericanos acusaron a Rusia de interferencias en la campaña electoral norteamericana el año pasado a favor de Donald Trump, en particular a través del pirateo del partido demócrata de Hillary Clinton. “Durante toda la campaña, ¡En Marcha! ha sido el movimiento más afectado por esas tentativas, de manera intensa y reiterada”, asegura el largo comunicado del movimiento de Macron.

Según miembros de su equipo, “la ambición de los autores de la filtración es obviamente perjudicar al movimiento ¡En Marcha! a escasas horas de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas”. “Obviamente, los documentos pirateados son todos legales y traducen el normal funcionamiento de una campaña presidencial. Su difusión divulga informaciones internas pero no nos preocupa en lo que se refiere a la legalidad y la conformidad de los documentos”, insisten sus allegados.

Ante “la gravedad de los hechos”, ¡En Marcha! asegura que adoptará “todas las medidas necesarias ante los actores públicos y privados para que quede aclarada esta operación, inédita en una campaña electoral francesa”.