El viernes por la mañana tuvo lugar la audiencia de apertura de investigación para los efectivos policiales Luis Solís y Luis Azocar, quienes según consta en un video registrado por el Centro de Monitoreo de Puerto Madryn, propinaron una fuerte golpiza a un individuo que se encontraba estacionado sobre el boulevard Guillermo Brown, el pasado 7 de mayo.
La audiencia, que iba a desarrollarse a las 11 de la mañana, se adelantó una hora y fue encabezada por el juez Marcelo Orlando; por parte de los acusados, el defensor que los patrocina es el abogado Diego Carmona y, por parte de la acusación, la propia Fiscalía.
Los efectivos, que no fueron dados de baja pero sí puestos en “disponibilidad preventiva”, no declararon, al tiempo que el tercer agente registrado en el video, quien no ejerció violencia sobre la víctima, aunque tampoco evitó lo sucedido, no estuvo presente en la audiencia, y tampoco había sido citado.
En cuanto a la estrategia defensiva de los policías, si bien la misma no fue esgrimida por su abogado defensor, este calificó al video como “editado” y sostuvo que el mismo no representaría la totalidad del tiempo en el que ocurrió el suceso, a la vez que sostuvo que “se observa en el mismo algunos policías que se acercan a un joven y habría algún tipo de golpes”.

Prohibición de acercamiento a la víctima

Al respecto, el letrado que patrocina a los agentes de Policía, Diego Carmona, sostuvo que “se trató de una audiencia de apertura de investigación común y normal, en una causa que recién se inicia, donde el fiscal (Daniel) Báez ha descripto el hecho sobre el que basa su acusación y ha calificado el mismo como ‘vejaciones’, solicitando el plazo normal de investigación, de seis meses”.
A su vez, precisó que el fiscal jefe “ha pedido una medida restrictiva, sustitutiva, que tiene que ver con una prohibición de acercamiento sobre las presuntas víctimas”, en relación al joven golpeado y a su pareja, quien se encontraba con él cuando se desarrollaron los hechos en cuestión.
En cuanto a la postura de la defensa, “hemos aceptado la medida restrictiva y el plazo de investigación, vamos a esperar a tener todos los elementos de prueba que colecte el Ministerio Público Fiscal para plantear nuestra estrategia; hasta ahora, hay un hecho descripto, un video editado pero un video al fin, donde se da cuenta de una serie de acontecimientos que han sido públicos, y esperaremos a ver qué elementos de prueba tiene el Ministerio Público Fiscal para formalizar una acusación”.

Cuestionan la “autenticidad” del video

Sobre la difusión en los medios de comunicación del material visual que compromete a los agentes, opinó que “nosotros no tenemos ningún problema con la difusión pública de los elementos que sean, la prensa tiene que actuar y es sano que la población esté comunicada; no hacemos ninguna objeción sobre eso”, aunque sostuvo que “sí, tengo que tener los cuidados necesarios para la defensa de mis clientes; eventualmente, en el momento apropiado analizaremos cuál es la autenticidad de esas tomas, cuál ha sido la cadena de custodia, la veracidad”.
En esta línea, manifestó que “justamente, el proceso penal tiende a que se llegue a un punto en donde se le garanticen todas las medidas de defensa al imputado, y en eso centraremos nuestro análisis, una vez que tengamos en nuestro poder tanto el legajo fiscal como las medidas de prueba sobre las que se basa el Ministerio Público Fiscal”.

A disponibilidad de la Justicia

Consultado sobre si sus defendidos reconocieron su participación en el hecho, Carmona planteó que “ellos no han declarado, y el resto será parte de la estrategia de defensa, en base, fundamentalmente, a que la apertura de investigación tiende a describir un hecho, no elementos de prueba porque, justamente, lo que solicita el Ministerio Público Fiscal, y así está elaborado nuestro proceso penal, es que esos seis meses son el tiempo que la acusación pública requiere para contar con esos elementos de prueba”.
Sobre lo que sucederá con los efectivos durante los seis meses que dure la investigación y producción de la prueba, entendió que “en principio, en materia penal, no sucederá nada más, estarán sometidos al proceso, a las necesidades y los requerimientos que el MPF plantee; luego, en sede administrativa, en base a las facultades que tiene la Policía de la Provincia, los han notificado de una disponibilidad preventiva, lo cual tampoco vamos a cuestionar, así como tampoco vamos a entorpecer o generar ningún cuestionamiento a lo que se está llevando adelante, queremos que la Justicia, en sede penal, y la investigación en sumario administrativo, se hagan correctamente”.
En función de ello, “luego, utilizaremos nuestras herramientas defensivas para analizar cuál es su estrategia”, agregó.

La víctima habría presentado un habeas corpus

En referencia a las contundentes imágenes, donde se observa el hecho que Daniel Báez calificara como un “ilícito” el día en que se conoció públicamente el material, y su opinión respecto al video, el abogado defensor de los policías expresó que “la función que me corresponde es defender a mis clientes, dentro de un proceso penal, me parece bien que la comunidad esté anoticiada de los hechos que acontecen en la esfera de los funcionarios públicos, no planteo ninguna cuestión sobre eso”, aunque aclaró que “en el ámbito y la función que me compete, tengo que buscar la estrategia para defender a mis clientes”.
Además, precisó que la víctima “ha planteado algo, efectivamente, porque nos llamarán desde la Oficina Judicial por un habeas corpus preventivo que habría planteado la presunta víctima, a la que estoy citado para comparecer; entiendo que lo que la misma solicitará es lo que se ha pedido en la apertura de investigación, que es una prohibición de acercamiento sobre su persona, algo que ya hemos consentido y aceptado en esta audiencia”.

Intentarían refutar la principal prueba

Consultado sobre su expresión en cuanto al video, al cual calificó de “editado”, Carmona explicó que “estoy describiendo un hecho, y se ve claramente, al menos en el video que yo observé, que está cortado en determinadas partes, eso es una edición, no tiene ninguna calificación positiva o negativa, es un hecho concreto de la realidad, estoy describiendo eso y nada más”, agregando que “en el video que se ha hecho público, se ven algunos policías que se acercan a un joven y habría algún tipo de golpes”.
A ello, añadió que “lo que vi es que hay partes cortadas, se ve un proceso o un tiempo mucho más corto de lo que acontece, en distintos momentos del transcurso del video, pero esto no significa nada negativo, es algo que está editado, seguramente, para poder ser publicado en los medios, no tiene ninguna connotación lo que estoy planteando”.