En relación al hecho que tuvo lugar el pasado 12 de mayo por la madrugada, donde dos vehículos colisionaron y provocaron un trágico choque en cadena sobre la intersección de la avenida Gales y Reconquista, desde el Ministerio Público Fiscal confirmaron que “la investigación se encuentra a cargo del fiscal Jorge Bugueño” y agregaron que “se realizó un informe preliminar bastante exhaustivo de lo que refiere a la mecánica del hecho”.
Según trascendió por parte de fuentes policiales, quien conducía el Chevrolet Vectra con tres personas más a bordo, dos de las cuales se constituyeron como el saldo fatal del siniestro, había sido aspirante a policía hace aproximadamente un año.
Sin embargo, fue dado de baja por un episodio en el que, en aparente estado de ebriedad, discutió con efectivos policiales y se negó a realizarse el control de alcoholemia.
Trágicamente, tiempo después, la misma situación se repetiría, pero con el trágico desenlace que se cobró la vida de Natacha Jaramillo, de 21 años, y Carlos Omar Tejerina, de 22.
En este sentido, en los próximos días tendría lugar la audiencia en la que se imputará, a uno de los dos conductores, el del Vectra o el del remis Renault Logan, por haber provocado el grave choque, donde dos personas perdieron la vida, otras tres quedaron heridas, y resultaron afectados, también, dos vehículos que se encontraban estacionados en la vía pública.
Desde la Fiscalía de Puerto Madryn adelantaron que “estamos encaminados en poder determinar quién es el presunto responsable del hecho, y se le va a hacer la apertura de investigación en estos días”.
Sin embargo, no confirmaron si la persona imputada, en este caso, sería el conductor del Chevrolet Vectra que, según trascendió, habría pasado el semáforo en rojo; por el contrario, se refirieron a que la investigación recaerá sobre “el responsable” del trágico accidente que se cobró la vida de dos jóvenes.