La jueza Patricia Reyes resolverá, este lunes, si el abogado y empresario de Puerto Madryn deberá enfrentar un juicio oral, acusado de “abuso sexual doblemente agravado” sobre quien fuera su ex pareja.
La denominada audiencia preliminar se realizó la semana pasada y la magistrada solicitó un cuarto intermedio para notificar su resolución, que será este lunes. Deberá decidir si el caso va a juicio.
El 11 de noviembre del año pasado, una joven denunció un caso de abuso sexual agravado cometido por un reconocido empresario y abogado local. La mujer había sido su ex pareja y el hecho se habría producido en el marco de una relación tortuosa que seguía con encuentros.
En el marco de la causa que se abrió ante la denuncia, se realizaron los protocolos de abuso sexual previstos para tales situaciones. En base a los resultados de los mismos, la fiscalía solicitó allanamientos y detención del imputado.
Menzo, se entregó voluntariamente al día siguiente de los allanamientos, en la Comisaría Tercera, acompañado del abogado penalista Carlos del Mármol, y quedó alojado en el Centro de Detención de Trelew, aunque actualmente se encuentra detenido bajo la modalidad de arresto domiciliario, situación que se definió tiempo después.

Un hecho que conmovió a la comunidad

Desde que se entregara a las autoridades, el abogado había permanecido detenido hasta la revisión de su prisión preventiva, a mediados de diciembre de 2016; sin embargo, la jueza Reyes dispuso, durante dicha audiencia de revisión, que Menzo continuara alojado en prisión hasta el 12 de enero, donde nuevamente sería reevaluada la medida. Según había trascendido, las pericias de ADN habrían corroborado la relación sexual que según la víctima fue de forma violenta y contra su voluntad.
Al profesional vinculado al rubro inmobiliario se lo investiga por esos hechos, ocurridos entre las últimas horas del jueves 10 y el viernes 11 de noviembre de 2016, siempre en base a la denuncia de una mujer de 23 años que además lo inculpó de sometimiento e incluso de amenazas con un cuchillo y un arma, según el testimonio radicado en primer término en la Comisaría de la Mujer.
De acuerdo a las pericias de rigor que fueran practicadas en dicho momento, la relación sexual con signos de violencia en diferentes partes del cuerpo se habría comprobado, hecho que motivó la orden de captura ordenada por la jueza del caso.

Podría significar una pena superior a 6 años de cárcel

En caso de que a causa vaya a juicio y Menzo sea encontrado culpable, la pena podría ser superior a los 6 años de prisión; según el artículo 119 del Código Penal, que contempla los delitos contra la integridad sexual, “será reprimido con reclusión o prisión de seis meses a cuatro años el que abusare sexualmente de persona de uno u otro sexo cuando, ésta fuera menor de trece años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción”.
A ello, se agrega que “la pena será de cuatro a diez años de reclusión o prisión cuando el abuso por su duración o circunstancias de su realización, hubiere configurado un sometimiento sexual gravemente ultrajante para la víctima” y que “la pena será de seis a quince años de reclusión o prisión cuando mediando las circunstancias del primer párrafo hubiere acceso carnal por cualquier vía”.