Un total de 41 trabajadores de la estiba iniciaron hace cuatro años un juicio laboral a Omar “Cura” Segundo, quien era titular de Socia SRL. A la fecha la causa sigue irresuelta y los trabajadores temen que, aún si el juicio les es favorable, no puedan cobrar lo demandado. Los trabajadores denuncian “demoras dudosas” y advierten presuntas “maniobras políticas”. Esta semana enviaron una nota al Gobernador para pedir su acompañamiento.
Se trata de una causa que se dirime en la Justicia Laboral, en la que 41 estibadores iniciaron demandas a la empresa Socia SRL, denunciando que Omar “Cura” Segundo les habría pagado la mitad de los haberes durante más de 10 años. Los trabajadores sólo pueden litigar por una parte de ese tiempo, pero aún así la causa sigue sin resolución.
Según manifiestan los trabajadores, oportunamente la Justicia había dictado el embargo por una suma cercana a los 20 millones de pesos. A pesar de que los cálculos indican que Omar “Cura” Segundo se ahorró cerca de 160 millones al no pagar de acuerdo a los términos de las leyes vigentes.
Una pericia contable determinó cómo a los trabajadores se les pagaba cifras menores al 50% de lo que realmente deberían haber percibido en la estiba en el Muelle Storni. Sin embargo el caso sigue pasando de una instancia a otra y ahora los demandantes temen que aún si la causa resulta a su favor, nunca verán el dinero, porque existen dudas acerca del cumplimiento efectivo de embargo de los fondos a Omar Segundo.

Instancias judiciales

Las 41 demandas contra Socia se entablaron en febrero de 2013 bajo la representación del estudio jurídico Morejón de la ciudad de Trelew. Desde entonces el proceso ha sido largo, y a cada paso los trabajadores van perdiendo las esperanzas.
La demanda fue motivada por presuntas irregularidades en el pago de jornales durante más de 10 años, pero sólo pueden reclamar por los últimos dos y en base a ello iniciaron cinco juicios paralelos, uno por una sola persona, y otros cuatro con 10 demandantes cada uno.
Ante la falta de resolución de la causa, los trabajadores comenzaron a sospechar de una presunta “intromisión de políticos” en el proceso judicial, advierte uno de los denunciantes en diálogo con El Diario, al tiempo que manifestó “siempre sospechamos que alguien intentaba torcer la decisión de los jueces”, afirmó.

El reclamo

Los estibadores trabajan por jornal, que es de seis horas, aunque en general se realizan no menos de dos jornales. El mismo se paga diariamente, y al finalizar el turno, pero al parecer, Socia SRL abonaba un importe sensiblemente inferior al fijado y que se había comprometido a cumplir.
Según las demandas establecidas, la firma de Segundo habría abonado durante años sólo el 50% de lo que correspondía a los trabajadores. Por lo que se deduce que, de comprobarse con la sentencia judicial, se habría quedado con la mitad de lo que correspondía por jornal a cada trabajador de la estiba del aluminio.

Los ahorros del “Cura”

De acuerdo a los cálculos se estima que en los últimos 10 años, entre los 41 trabajadores se habrían perdido de percibir alrededor de 160 millones de pesos, una suma que habría engrosado los ahorros del otrora empresario Omar “Cura” Segundo, hoy procesado en una causa por narcotráfico por la droga encontradas en la planta de la ex Poseidón, empresa que también estaba bajo su control.
Durante el proceso judicial, la empresa Socia acompañó unos 600 recibos que no fueron reconocidos por el Tribunal dado que presentarían serias irregularidades y que los abogados de los trabajadores consideraron apócrifos. Además Socia no presentó estudios contables.
Tras una larga tarea de reconstrucción de la documentación que incluyó actas manuscritas ante la Secretaría de Trabajo, y con resultado de la pericia contable que concluye de manera favorable a los demandantes, la causa siguió su curso.
Socia no impugnó el peritaje contable, lo que facultó a los abogados de los trabajadores a solicitar embargos preventivos contra la empresa de Omar “Cura” Segundo, quien gados e incurrió en rebeldía, y el estudio jurídico Morejón pidió la “protección del objeto del juicio”, a lo que accedió el Tribunal.
De hecho uno de los temores que enfrentan ahora los trabajadores que habiéndose disuelto la empresa, y encontrarse Segundo procesado en una causa penal, no se logre efectivizar por completo el embargo, poniendo en riesgo la compensación futura de los demandantes.

Maniobras sospechosas

La última semana los trabajadores de la estiba que llevan adelante la demanda contra Omar “Cura” Segundo emitieron un comunicado en el que denuncian “demoras dudosas” en el proceso judicial, advirtiendo que existen “políticos” que intentarían entorpecer la tarea judicial, y acusan a quienes se ha vinculado con el ex empresario, tal el caso de un dirigente del Justicialismo podado como ave de corral.
Con la firma de casi la totalidad de los demandantes del juicio a Segundo, la semana anterior enviaron una carta a gobernador Mario Das Neves pidiendo su acompañamiento y denunciando allí sus temores acerca de la imparcialidad de la Justicia en este caso. Mientras tanto, el abogado patrocinante de los trabajadores de la estiba sigue el proceso por las vías correspondientes a la espera de que se cumpla una nueva instancia.