TRELEW – Cerca de las 22 horas del jueves, personal de la Seccional Quinta tomó intervención en un llamativo suceso familiar. Aparentemente, una mujer de 25 años que se encontraba cuidando el hogar de su suegro, en el edificio 52 del barrio 30 de Octubre, ingresó al departamento y notó la falta de alhajas y una campera. Cuando se dirigía a la Seccional Quinta para realizar la denuncia, halló a su hermano menor de 16 años en la calle con la campera y las alhajas robadas. El menor le habría robado las llaves a su hermana para ingresar a la vivienda. La mujer llamó a su hermano mayor, de 32 años, y le contó la situación. El hombre, a enterarse de todo lo sucedido, le propinó una paliza al adolescente y lo entregó en la comisaría, lugar en el que devolvió las pertenencias y le realizaron una causa de hurto agravado.