TRELEW – Pese a que le falta una pierna, el individuo de 25 años y una mujer de 26 que también cayó presa; entraron a robar a la propiedad de una abuela de 77 a través de un ventanal que violentaron y en varias bolsas estaban acopiando para llevarse pertenencias de la dueña de la vivienda cuando llegó la policía. El hecho ocurrió este lunes a la tarde y de la desesperación por huir el ladrón había dejado su perro Pitbull encerrado en la casa.El llamativo procedimiento fue llevado a cabo alrededor de las 15:40 del lunes, en un domicilio de la calle San Martín al 1.500 y el detenido, según la Policía, ya tiene antecedentes porque ha estado otras veces preso. Según el jefe de la dependencia interviniente, la Policía llegó al lugar respondiendo al llamado de la propietaria y sorprendió a los ladrones cuando lo abandonaban. “No llevaban elementos de la propiedad, pero se verificó en la parte posterior que habían violentado una reja de la ventana y que adentro habían dejado varios elementos preparados en bolsas de nylon para llevárselos, sobre todo indumentaria”, indicó el comisario Ariel González. Luego, agregó: “Cuando la dueña abrió la puerta del frente salió un Pitbull al que todo el mundo reconoce como el que le sirve de guía a este muchacho de la silla de ruedas. Se ve que al abandonar el lugar al perro lo dejó encerrado en la casa y él salió hacia afuera, como dando a entender que no había pasado nada”, acotó.