En el marco de los despachos aprobados por el Concejo Deliberante de Rawson, en la última sesión ordinaria figura la designación del predio comprendido en la Circunscripción 6, Sector 2, Macizo 3, Parcela 2 y Parcela 3, como Espacio Verde, con el objetivo de la instalación del Vivero Municipal, como reza el artículo primero de la ordenanza aprobada por unanimidad, la cual además establece designar el nombre de Raúl Llamazares al mencionado predio.
La fundamentación que acompañó a su pedido la conejal Nora Banuera indica que en el año 1996, el por entonces intendente municipal Pablo Helmer, dispuso la habilitación de un espacio destinado a la producción de especies arbóreas que sirviera para proveer de diversas especies a la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad, y así realizar tareas de forestación en distintos sectores del ejido de Rawson.
Ese mismo predio era el que un vecino había comenzado a trabajar, como parte de un comprometido empeño en transformar un pedazo de monte en una unidad funcional productiva pública municipal. Raúl Llamazares había comenzado ya desde 1980 esta tarea, cuando realizó los primeros surcos ayudándose de durmientes, con el objetivo de ganarle al monte un fragmento de tierra y con los años transformarlo en un vergel. El lugar visionado por Llamazares se encuentra, décadas después, en pleno funcionamiento, protegido por una espesa arboleda.
Hacia 1996, Llamazares fue designado responsable del mantenimiento y puesta en valor de lo que hoy conocemos como Vivero Municipal. Ya jubilado de la Administración de Vialidad Provincial, tomó las riendas y llegó a cultivar más de 10 mil especies, destinadas a las diferentes plazas y bulevares de la ciudad. Organizaciones intermedias fueron y son beneficiadas con lo que se produce en este predio.
En estos días, el lugar se encuentra equipado con dos tanques australianos que sirven de acopio de agua para regar, además de varias estructuras para la instalación de invernáculos, algunos de los cuales se encuentran en funcionamiento. Allí se producen diferentes especies hortícolas cuya producción abastece el Complejo de Casas Tuteladas, el Hospital Santa Teresita, comedores infantiles y otras organizaciones que soliciten, sin costo alguno.